Regios pasaron de la alegría a la agonía

Pocas veces la afición regiomontana sufrió tanto a la distancia en un encuentro por el título. Los nervios, la impotencia, la alegría momentánea y luego el drama de la tragedia acompañaron a los...
El aliento regio no cesó.
 El aliento regio no cesó.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Sufren por el televisor derrota en la Final
  • Enfría gol de Davino noche festiva

Pocas veces la afición regiomontana sufrió tanto a la distancia en un encuentro por el título. Los nervios, la impotencia, la alegría momentánea y luego el drama de la tragedia acompañaron a los albiazules a través del televisor.

Desde temprana hora las filas de vehículos por las calles enfilaban a los lugares de atención donde hubiera un aparato receptor. Y así fue que bares y centros de diversión comenzaron a coparse ante la cercanía de la patada inicial.

En la ciudad no faltaron algunos con playera albiverde, pero a todas luces fueron una amplia minoría. El 1-0 a favor de los de La Comarca cayó como un cubetazo de agua helada. Algunos animosos intentaban recomponer la noche, pero Rayados en la cancha no daba motivos para acrecentar las porras. Vino el 1-1 y ahora sí la gente le ponía color a la celebración, soñando con que Monterrey escribiría la cuarta estrella en el escudo. Pero aún no acaba de escucharse el grito de “Monterrey, Monterrey”, cuando Darwin Quintero colocaba otra vez las cosas como al inicio, retornando el nerviosismo al ambiente. Para el segundo tiempo volvía a nacer la expectativa, y la esperanza se cumplía con el 2-2que hizo explotar todos los recintos. Pasaron los minutos y Monterrey parecía domesticar a la “Bestia”, pero el coraje de los de La Comarca provocó el 3-2, en un error de Duilio Davino que desmoralizó a los regios. El tiempo se agotó sin respuesta y el clima se volvió frío viendo que el título puede escaparse en el duelo de vuelta. Algunos optimistas vieron con buenos ojos el 3-2, aunque el festejo se apagó en Monterrey. La realidad es evidente. La derrota puso nerviosa a la afición local, que vivirá otros 90 minutos de sufrimiento para conocer si existen los héroes en su equipo, o bien, la tragedia iniciada este jueves culmina con el Santos dando el paseo de los campeones en el Tec.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×