La Laguna aceptó orgullosa la derrota

Esta es una de las noches más tristes en la historia de los aficionados de Santos, y es que perder la segunda Final consecutiva es un bocado muy amargo que tendrán que digerir.
 Santos cayo con la cara al sol.  (Foto: Alberto Ruiz)
Torreón, Coahuila -
  • Se escucharon cánticos en La Alameda

Esta es una de las noches más tristes en la historia de los aficionados de Santos, y es que perder la segunda Final consecutiva es un bocado muy amargo que tendrán que digerir.

La Laguna estaba preparada para festejar lo que hubiera sido su cuarta estrella en el escudo, pero los Rayados, comandados por Humberto Suazo en el ataque, hicieron estragos y dieron al traste con las aspiraciones albiverdes.

En los bares de la región se pudo apreciar cómo se pasó de la felicidad a la frustración en apenas un par de horas. Los gritos de gol fueron cambiados por lamentos y sollozos y en las caras de los aficionados se pudo observar tristeza por la derrota.

Pero a pesar de todo, los puntos de reunión de La Laguna se vistieron de verde con uno que otro optimista que decidió ir a desahogar su coraje sin importar que lo que se vio en la cancha del Tec fue algo muy distinto al partido de ida en el Corona.

“Dale Guerrero, dale Guerrero” y “señores yo soy de Santos y tengo aguante” fueron los cánticos que se escucharon en La Alameda y en las arterias de Torreón, los cuales fueron entonados por aquellos que decidieron festejar sin importar que el objetivo del título no se pudo conseguir.

No cabe duda que la afición lagunera sabe apoyar, sabe cantar, sabe gritar pero no sabe rendirse ante la adversidad y ante la decepción generada por no poder levantar la Copa.

Es así como La Laguna y su gente acepta y pone su mejor cara con el orgullo intacto aunque con el corazón herido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×