Bernal se despidió de su afición con vuelta olímpica

El legendario arquero de Pumas, Sergio Bernal cumplió su promesa y último anhelo de despedirse de su afición en Ciudad Universitaria en una simbólica ceremonia de reconocimiento de la institución...
 Reconocimiento de la hinchada para una leyenda puma.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico Universitario -
  • Saltó a la cancha como si fuera uno de los titulares para disputar el encuentro
  • Entonó el himno universitario junto a los once jugadores auriazules

El legendario arquero de Pumas, Sergio Bernal cumplió su promesa y último anhelo de despedirse de su afición en Ciudad Universitaria en una simbólica ceremonia de reconocimiento de la institución felina hacia el ex guardameta. Minutos antes de que comenzara el cotejo ante Santos, el ex capitán de los universitarios saltó a la vista de los aficionados vestido con  un pants y sudadera deportiva de Pumas, para dar la vuelta olímpica en el Estadio Universitario. Los aficionados se le entregaron con una lluvia de aplausos y “goyas” entonadas desde todos los rincones del estadio así como el tradicional “oe oe oe, Sergio, Sergio”. Mientras el cuatro veces campeón auriazul hacía su recorrido, los seguidores se pegaron a la malla que separa a la tribuna de la cancha, para ver de cerca y por última vez a su ídolo en el Olímpico Universitario. Bernal también se le entregó a su tan querida afición al levantar los brazos y devolverles el agradecimiento con aplausos, imagen que sin duda quedará en la memoria de los presentes así como en las lentes de los fotógrafos que acompañaron al ex arquero durante la vuelta olímpica. El momento cumbre llegó cuando vestido con el tradicional uniforme de portero, Sergio saltó a la cancha junto a los once jugadores de Pumas como si fuera uno de los jugadores disponibles para disputar el cotejo ante Santos, recordando así las innumerables veces que lo hizo cuando era parte del equipo con el cuadro titular. Y lo que no podía faltar. Formado en la tradicional hilera sobre el círculo central, el ex capitán entonó por última vez el himno universitario acompañado de los once jugadores, al unísono de la afición. Sin embargo, la realidad se hizo presente, y Sergio en lugar de caminar hacia los tres postes de los felinos, se dirigió entre abrazos de los jugadores universitarios, hacia el banquillo, lugar que ocupa como parte del cuerpo técnico de Guillermo Vázquez.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×