Afición de Tigres llegó retadora al Tec

Faltaba muy poco para iniciar el Clásico Regio 93, cuando en la calle Luis Elizondo comenzó un caos vial, ya que ahí se ubica la entrada a la afición del conjunto visitante en el Estadio...
Faltaba muy poco para iniciar el Clásico Regio 93, cuando en la calle Luis Elizondo comenzó un caos vial, ya que ahí se ubica la entrada a la afición del conjunto visitante en el Estadio Tecnológico y cerca de 200 hinchas de Tigres venían en camino.
 Faltaba muy poco para iniciar el Clásico Regio 93, cuando en la calle Luis Elizondo comenzó un caos vial, ya que ahí se ubica la entrada a la afición del conjunto visitante en el Estadio Tecnológico y cerca de 200 hinchas de Tigres venían en camino.  (Foto: Jessika Méndez)
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Alrededor de 500 hinchas felinos tuvieron acceso al estadio

Faltaba muy poco para iniciar el Clásico Regio 93, cuando en la calle Luis Elizondo comenzó un caos vial, ya que ahí se ubica la entrada a la afición del conjunto visitante en el Estadio Tecnológico y cerca de 200 hinchas de Tigres venían en camino. No sólo llegaron con cánticos al recinto albiazul, sino con una manta en la que retaban al Monterrey, con la leyenda “lo único que tienes grande es la boca”, además de otra más pequeña donde se mostraba el dibujo de un diablito, haciendo alusión al objeto que se arrojó el derbi anterior en el Estadio Universitario y que lesionó a algunos seguidores. Los aficionados, la mayoría de la barra “Libres y Lokos” cantaban “y dónde está, que no se ve, el nuevo estadio del Monterrey”; todo en completo orden, custodiados por dos decenas de elementos de la Policía Municipal. La manta fue exhibida hacia el estadio, para que público de numerado especial y súper palcos la pudieran observar. Al estar cerca del acceso, los aficionados dejaron la calle e hicieron fila para entrar al estacionamiento del estadio, donde los policías sólo dejaban ingresar a quienes trajeran su boleto en mano, para que después estos se formaran para entrar por la puerta 18. Se efectuó el cateo a los hinchas, aunque hubo quienes pasaron sin ser revisados; hasta ese momento, no hubo ningún altercado con estos aficionados, puesto que los detenidos antes fueron seguidores del Monterrey por alterar el orden público. Quienes no contaban con su boleto, eran regresados y estos a su vez buscaban la reventa, la cual estaba por encima de los mil 500 pesos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×