Sobrecupo, golpes e insultos en La Corregidora

Lo que parecía ser una fiesta terminó en golpes y agresiones verbales. La calentura que provocó el duelo entre Querétaro y Cruz Azul sobre la cancha, terminó por llegar hasta las tribunas.
 Lo que parecía ser una fiesta terminó en golpes y agresiones verbales. La calentura que provocó el duelo entre Querétaro y Cruz Azul sobre la cancha, terminó por llegar hasta las tribunas.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio La Corregidora -
  • La Directiva del Cruz Azul fue agredida verbalmente por aficionados queretanos
  • El cuerpo de seguridad privada sacó a varios aficionados al terminar el partido

Lo que parecía ser una fiesta terminó en golpes y agresiones verbales. La calentura que provocó el duelo entre Querétaro y Cruz Azul sobre la cancha, terminó por llegar hasta las tribunas y encender los ánimos de los aficionados queretanos que agredieron verbalmente a la Directiva del Cruz Azul sin pasar a mayores. Alberto Quintano, Director Deportivo de Cruz Azul, fue uno de los inmiscuidos en esa situación, pues junto con el equipo Sub-20 de La Máquina se trasladó del palco a los vestidores, camino en el que algunos asistentes al estadio los reconocieron y comenzaron a increpar contra su persona, por lo que el directivo celeste buscó a Ulises Zurita para hacerle saber lo acontecido en el inmueble. "“Ellos empezaron a saltarnos jugando y de repente nos pegaron. Traíamos niños, ya nos sacaron pero igual la seguridad agarró dos o tres" “La Directiva de Querétaro nos atendió muy bien, no hubo ningún problema. Nada más que cuando salíamos del palco. Se solicitó que nos acompañara, porque andábamos con un grupo de jugadores, alguien de seguridad y una niña de 18 años. De repente como en dos o tres palcos más allá apareció una persona, y después se agregó otra, y esa persona empezó a agredirnos verbalmente, no hubo golpes, no hubo nada, pero empezó a agredir verbalmente y a provocar, menos mal que uno de ellos trató de apartar a este señor y controlarlo porque el jugador podría haber reaccionado pero ninguno reaccionó, por suerte y no pasó a mayores y nosotros queríamos informar que no tuvimos la seguridad para salir del palco  y volver al camerino”, apuntó Quintano.   Además, a las afueras del inmueble aficionados de ambos equipos comenzaron a tirar golpes, patadas y agredirse con cualquier objeto que les pudiera servir como arma para causar daño en sus rivales. Cinturones y palos fueron la constante entre algunos seguidores celestes y queretanos que iniciaron la riña.   Al ser detectados por el personal de seguridad, estas personas fueron sacadas del estadio a la fuerza y ya algunos de ellos mostraban las heridas propias de los golpes que se tiraron en esos momentos. Uno de los implicados en la bronca dijo que fueron los aficionados de Gallos Blancos los que comenzaron a provocar y que además el personal de seguridad también los golpeó.   “Ellos empezaron a saltarnos jugando y de repente nos pegaron. Traíamos niños, ya nos sacaron pero igual la seguridad agarró dos o tres y también los empezó a golpear porque traíamos la camiseta de Cruz Azul”, dijo uno de los agredidos.   Cabe destacar que el estadio registró un claro sobre cupo pues ya iniciado el encuentro en la parte alta del inmueble, que estaba abarrotado, había una y hasta dos filas de personas de pie y en las escaleras, por lo que es claro que se vendieron más boletos de los que tiene capacidad para recibir el estadio queretano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×