Aprovechan niñez para inculcar pasión azul y oro

No cabe duda que la niñez es la mejor etapa para fomentar la pasión por un equipo. Pumas lo entiende así y aprovechando el buen momento por el que atraviesan en el torneo, la institución convocó a...
Niños del programa Adopta a un Amigo.
 Niños del programa Adopta a un Amigo.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Olímpico Universitario -
  •  Niños  de primaria acudieron CU acompañados por sus tutores universitarios
  • El Programa de Servicio Tutorial UNAM-Peraj busca vincular al infante con la Universidad y la identificación con los colores azul y oro

No cabe duda que la niñez es la mejor etapa para fomentar la pasión por un equipo. Pumas lo entiende así y aprovechando el buen momento por el que atraviesan en el torneo, la institución convocó a un grupo de niños acompañados por tutores universitarios para observar el cotejo entre los felinos y Estudiantes Tecos. La poca convocatoria que se tuvo en Ciudad Universitaria para el duelo de la Jornada 8 del Clausura 2011, se le abrió la puerta de manera gratuita al Programa de Servicio Tutorial UNAM-Peraj, grupo conformado por jóvenes universitarios que adoptan a niños de primaria para vincularlos y fomentarles los valores y el significado de la universidad. Esta actividad denominada “Adopta a un Amigo” arribó al estadio una hora antes y para identificar cada una de las escuelas de Zaragoza, Acatlán, Iztacala, Aragón y Cuautitlán se vistieron con los colores verde, morado, azul  rey, azul marino y oro. El grupo recibió 720 boletos en la planta baja, y desde ese punto los niños y niñas de cuarto, quinto y sexto grado de primaria demostraron tener pasión, gusto e identificación por los colores  azul y oro. LOS OTROS ESTUDIANTES NO CUMPLIERON Del otro lado del estadio, en la parte alta de la cabecera sur se vivió un evidente contraste. Al cotejo entre Pumas y Estudiantes, los aficionados al cuadro tapatío brillaron por su ausencia, pues sólo fue un grupo de aproximadamente 20 personas quienes ocuparon la zona asignada para la porra visitante. La desesperación, angustia y frustración fue lo que se vivió en el interior del pequeño grupo, que por instantes perdían las energías para apoyar a un equipo, que hasta el momento  es el peor del torneo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×