Celebra el Volcán a Ricardo 'Tuca' Ferretti

Dicen que en el futbol los técnicos son los menos recordados a la hora de los goles, pero en esta ocasión en el Volcán, la excepción apareció con un cántico a Ricardo Ferretti, quien ha...
 A pesar de la victoria, Ferretti nunca dejó de exigir.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario -
  • Reconoce la afición labor del técnico

Dicen que en el futbol los técnicos son los menos recordados a la hora de los goles, pero en esta ocasión en el Volcán, la excepción apareció con un cántico a Ricardo Ferretti, quien ha transformado a Tigres favorablemente a un año de su regreso. Durante varios lapsos del partido, las tribunas se hermanaron en un coro al entrenador, que en su tercera etapa con el plantel parece haber logrado la aceptación que no tuvo a plenitud en las dos primeras, y quien ha recuperado protagonismo en la Liga. “Oe, oe, oe, oe, ‘Tuca’, ‘Tuca”, fue el grito ensordecedor en varios momentos viendo a Tigres aplastar al cuadro rojinegro. La estampa del técnico pareció no inmutarse cuando se ganó los elogios de la tribuna, y haciendo como que no escuchaba continuó observando el duelo junto a la línea de banda, haciendo apenas alguna indicación para sus jugadores. El gesto de este sábado contrasta totalmente con el cántico que se dio en el mismo estadio en el Clausura 2006, cuando tras ser eliminado ante el Atlante en la última jornada, la gente culpó al estratega con un coro que a la postre enmarcó su salida de la institución. Pero viendo todo lo que ha cambiado Tigres en el último año, y pasando de 30 unidades por primera vez en 14 torneos, ahora la gente atraviesa una etapa diferente, de comprensión y agradecimiento al Bigotón. El público en el Volcán vivió una jornada 17 diferente a todas de los últimos tres años, sin tener que despedirse del equipo tras el silbatazo final, sino por el contrario, sumando para encontrarlo de vuelta en unos días en la ronda por el título. Dado que el grito de gol llegó muy temprano en el partido, los 42 mil seguidores en la tribuna pudieron divertirse de gran manera. “El que no salte es Rayado maricón”, se pudo escuchar en todo el inmueble tan pronto Mancilla colocó el 1-0, alimentando la rivalidad que se respira cotidianamente con el Monterrey. Las burlas a los pocos seguidores del Atlas fueron otro tópico de la gente, exceptuando en un lapso del segundo tiempo, cuando Lucas Ayala entró al campo, en medio de una gran ovación recordando los torneos que militó como felino. El júbilo total llegó con el gol de Pulido al 90’, y la pasión se desbordó en una locura, una escena que hace tiempo que hacía falta en el seno universitario.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×