Lo volvieron a hacer, celestes viajaron más de 30 horas

A pesar de que hace cuatro meses tuvieron un triste regreso, la pasión celeste da para eso y más. Cerca de 500 aficionados al Cruz Azul volvieron a emprender una aventura que duró más de 30 horas...
La afición celeste se presentó en mayoría.
 La afición celeste se presentó en mayoría.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Andrés Quintana Roo -
  • Hace cuatro meses fueron 250 aficionados los que emprendieron el viaje
  • Partieron el pasado jueves por la noche y arribaron la mañana de este sábado

A pesar de que hace cuatro meses tuvieron un triste regreso, la pasión celeste da para eso y más. Cerca de 500 aficionados al Cruz Azul volvieron a emprender una aventura que duró más de 30 horas para apoyar al equipo de sus amores en el partido de Vuelta de los Cuartos de Final del 2011. Y es que el pasado 15 de enero, justo el dúia que se disputó la Jornada 2 del actual torneo, varios seguidores cruzazulinos hicieron el viaje en autobús desde el Distrito Federal para estar presentes en el juego, en el que su escuadra cayó 3-0 ante los Potros de Hierro. Sin embargo, ese no fue motivo suficiente para que este sábado convirtieran el Andrés Quintana Roo en una auténtica sucursal del estadio Azul. Con canticos y gritos, además de varios aficionados celestes que se encuentran en el Caribe mexicano, la Máquina se sintió como en casa predominando el ¡Azul, Azul!, sobre el ¡Potros, Potros!. La cita fue el pasado jueves cerca de las 10 de la noche para comenzar a abordar los 11 camiones en los que no sólo iban pasajeros cementeros sino que también incluía el sueño y la ilusión por colarse a la antesal de la Final e intentar por enésima vez acabar con los ‘fantasmas’, traumas, maldiciones como le quieran llamar a los problemas que han evitado que Cruz Azul pueda volver a alzar un título, cualquiera que este sea. Con el itinerario fijado y las paradas programadas, partió una caravana de casi medio millar de cruzazulinos que arribaron a tierras caribeñas la mañana de este sábado y con la firme convicción de que el regreso no sería el mismo que tuvieron hace algunos meses cuando el Atlante le pasó por encima al equipo de Enrique Meza y sí, hacerlo con el boleto que los ponga en las Semifinales del Clausura 2011. El problema vino minutos antes de comenzar el partido, pues el número de boletos presupuestado rebasó las expectativas de los líderes de dicha caravana y tuvieron que improvisar a su llegada al inmueble comprando algunas entradas para completar los accesos para todos los que emprendieron la aventura desde el Distrito Federal y soñaban con ver a su escuadra jugar en Cancún.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×