Visitantes distinguidos en el Morelos

Por segunda ocasión consecutiva Rubén Omar Romano estuvo presente en un partido de Cruz Azul.
 Billy llegó apresurado al Morelos.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Morelos -
  • Ante el lleno al menos 50 personas observaron el partidos desde el cerro
  • Guillermo Álvarez Cuevas arribó sobre el inicio del encuentro al Morelos

Por segunda ocasión consecutiva Rubén Omar Romano estuvo presente en un partido de Cruz Azul. El ex técnico de Santos se presentó en la cancha del Morelos para apreciar el partido de vuelta entre Cruz Azul y Monarcas correspondiente a las Semifinales del Clausura 2011 tal y como lo hizo en el partido de ida celebrado en el Estadio Azul el pasado jueves por la noche.   En aquella ocasión el estratega argentino compartió palco con el ex Presidente del León, Roberto Zermeño, con quien estuvo compartiendo varios puntos de vista.

Sin mayor aspaviento el técnico de Cruz Azul en el Clausura y Apertura 2005 arribó a las instalaciones del Morelos sin compañía, aunque si reconocido por los aficionados michoacanos que se acercaron a él para solicitarle autógrafos y fotografías.   Con La Máquina, el argentino llegó a las Semifinales del Clausura 2005 cayendo a manos de las Águilas del América; mientras que en el siguiente torneo, el Apertura 2005, sufrió uno de los episodios más angustiantes de su vida al ser secuestrado, por lo que su auxiliar, Isaac Mizrahi, tomó el mando algunos partidos hasta que en la Fecha 10 de aquel campeonato regresó Romano para avanzar hasta lo Cuartos de Final y caer con Toluca.   En el torneo anterior, Romano comenzó dirigiendo a Santos, equipo al que llevó a dos Finales consecutivas, en el Bicentenario 2010 perdiendo ante Toluca y en el Apertura 2010, título que perdió a manos del Monterrey de Víctor Manuel Vucetich.   Además, el Presidente de Cruz Azul, Guillermo Álvarez Cuevas hizo su arribo al Estadio Morelos prácticamente sobre el inicio del partido y de forma apurada.

Con parte de su equipo de seguridad personal, el mandamás de Cruz Azul no quiso perder detalle de lo que acontecía en las Semifinales con su equipo y prefirió hacer el viaje el mismo domingo que ver el partido a través de la televisión.   PALCO DE TIERRA QUE BIEN LO VALE   Los boletos agotados, la falta de solvencia económica y hasta un ‘porque se ve mejor de acá’, fueron motivos suficientes para que unas 50 personas decidieran observar el partido entre Monarcas y Cruz Azul, desde las ‘comodidades’ que ofrecen las faldas del Cerro del Quinceo sobre el que está edificado el estadio Morelos.   Familias enteras de aficionados de Monarcas y uno que otro filtrado cruzazulino se postraron en la cabecera norte del estadio Morelos, aunque a las afueras, es decir, en uno de las bardas que separan el inmueble del estacionamiento aledaño, por lo que la vista es muy similar a que si se estuviera un nivel más arriba de la tribuna.   Así, con unos pesos ahorrados y con la familia completa viendo el partido, las emociones se viven iguales o muy similares a lo que acontece dentro del estadio, quizás sólo empañado porque la esquina que esta próxima al lugar donde se acomodan no alcanza a verse y por lo tanto se pierden varios cobros de tiro de esquina viendo el balón hasta que ya está en el área o con remate a gol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×