Ya Dios me hizo el milagro, que lo haga completo: aficionado monarca apuñalado

El amor por unos colores y la pasión por un equipo lo pueden todo. Eduardo Vargas, aficionado de Monarcas, quien el domingo pasado se debatía entre la vida y la muerte llegó a Ciudad Universitaria...
 El amor por unos colores y la pasión por un equipo lo pueden todo. Eduardo Vargas, aficionado de Monarcas, quien el domingo pasado se debatía entre la vida y la muerte llegó a Ciudad Universitaria para apoyar al conjunto purépecha en la Gran Final.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Olímpico Universitario -
  • Con cuidados especiales, Eduardo Vargas, quien fue apuñalado en el Morelos llegó a CU
  • Indicó que el gobierno de Michoacán les prometió autobuses y al final no cumplió

El amor por unos colores y la pasión por un equipo lo pueden todo. Eduardo Vargas, aficionado de Monarcas, quien el domingo pasado se debatía entre la vida y la muerte llegó a Ciudad Universitaria para apoyar al conjunto purépecha en la Gran Final del Clausura 2011. Tras ser apuñalado en los alrededores del estadio Morelos después del partido de Semifinales entre Cruz Azul y Morelia, Lalo, como lo conocen sus compañeros de afición, salvó la vida y no solamente lo puede contar, sino que tiene la oportunidad de alentar a su equipo, aquel por el que estuvo a punto de morir y perderlo todo. "Ya Dios me hizo el milagro, ahora que me lo haga completo", expresa entre risas Lalo haciendo referencia a que pudo eludir la muerte y ahora pide ver a su escuadra coronarse como el mejor equipo del balompié azteca, aunque sus amigos sólo ríen de forma nerviosa y hasta sarcástica. Con algunos cuidados especiales por la herida que aún se le nota en el cuello, Lalo partió la madrugada del domingo con dirección al DF; sin embargo, no pudo evitar el dolor, que curiosamente no provenía de su cuello sino del corazón al ver que los camiones para transportar a todos los aficionados de Monarcas eran insuficientes. Y es que a decir del propio Eduardo Vargas, el Gobierno de Michoacán les prometió rentar algunos autobuses con la intención de que pudieran viajar sin mayor contratiempo a la capital del país y estar presentes en el estadio, situación que al final no se cumplió y cientos de seguidores monarcas tuvieron que quedarse o llegar por sus medios. Todavía a las 11 de la mañana esperaban a un centenar de personas que se habían retrasado por la misma situación, ya que de los mil 500 boletos que les otorgaron sólo habían ocupado unos 1200 aguardando el arribo de mas michoacanos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×