Como Puma y Tigre, Sancho rugió por última vez en el 'Volcán'

No pudo contener las lágrimas y no era para menos, Antonio Sancho saltaba a la cancha del Estadio Universitario por última vez como jugador profesional, consciente que a partir de este domingo, su...
No pudo contener las lágrimas y no era para menos, Antonio Sancho saltaba a la cancha del Estadio Universitario por última vez como jugador profesional, consciente que a partir de este domingo, su única función en Tigres es la de un directivo.
 No pudo contener las lágrimas y no era para menos, Antonio Sancho saltaba a la cancha del Estadio Universitario por última vez como jugador profesional, consciente que a partir de este domingo, su única función en Tigres es la de un directivo.
Estadio Universitario, Monterrey, Nuevo León,... -
  • El mediocampista felino puso fin a su carrera como jugador profesional

No pudo contener las lágrimas y no era para menos, Antonio Sancho saltaba a la cancha del Estadio Universitario por última vez como jugador profesional, consciente que a partir de este domingo, su única función en Tigres es la de un directivo.

Sancho grabaría el sábado 16 de julio del 2011 como el día que puso fin a su trayectoria de 17 años vestido de Tigre, tal como el 3 de septiembre de 1994 siempre lo ha recordado como la fecha en que debutó como Puma.

Más de 30 mil aficionados acudieron a la cita en el "Volcán", para decirle adiós a Toño, quien no tendría un mejor marco para despedirse que un duelo entre sus dos únicas escuadras: Pumas y Tigres; con el primero, jugó en fuerzas básicas desde los 14 años, debutó a los 18 y participó en 13 campañas; con el segundo, jugó 20 torneos.

Siendo las 19:05 horas, en el sonido local se pronunció el nombre de Antonio Sancho; el número 13 vestido con la nueva piel de Tigre (de visitante) salió por la portería sur del estadio y se dirigió a la mitad de la cancha, donde fue rodeado por los integrantes de ambos planteles.

“Oe, oe, oe, Sancho, Sancho”, era el cántico de toda la afición felina, mientras que otros mostraban mantas, una de las cuales decía “Necesitamos 11 Sanchos”, manifestando así el cariño por este elemento, que funge ahora como Gerente Deportivo del Club Tigres.   El partido estaba por comenzar y el técnico de Pumas, Guillermo Vázquez, envió a Sancho a la cancha de inicio, por lo que el jugador se despojó del uniforme Tigre y se dejó el de la UNAM que ya lo traía debajo.

Sancho participó 10 minutos del primer tiempo y salió de cambio, entrando en su lugar Fernando Espinoza, siendo esta vez la última ocasión que vestiría la franela de Pumas.

Después de los primeros 45 minutos, vino el momento más emotivo, cuando la familia de Toño bajó a la cancha para acompañarlo en su vuelta olímpica al estadio, no sin antes ver las imágenes más representativas de su trayectoria en la pantalla del ‘Volcán’.

Escuchándose la melodía “Cuando un amigo se va”, Sancho subió a un automóvil convertible para dar la vuelta a la cancha, siendo ovacionado por miles de seguidores y recibiendo reconocimiento del Club Tigres y Pumas.

Toño regresó al vestidor y para la parte complementaria estaba en la banca de Tigres, listo para cuando Ricardo Ferretti decidiera enviarlo a la cancha. Fue hasta el minuto 80, que "Tuca" lo mando llamar y se anunciaba el cambio por Manuel Viniegra.

“Sancho, Sancho, oe, oe, oe, Sancho, Sancho”, se entonó de nuevo en el Universitario, cuando el jugador felino vivía sus últimos instantes como jugador.

El árbitro Gerardo García pitó el final del partido, Tigres goleaba 4-0 a Pumas y Sancho decía adiós, recibiendo tremenda ovación de los presentes.

Las golondrinas se escucharon y los juegos pirotécnicos le daban la despedida junto a los aplausos de su afición; "Toño" rompió en llanto, pues termina la carrera que comenzó gracias a su difunto padre, Jaime Sancho.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×