Cae aficionado Puma de autobús y se lesiona

Antes de comenzar el partido entre los Gallos y Pumas, un aficionado universitario cayó del toldo de uno de los camiones que transportaba a los aficionados al Estadio La Corregidora.
Antes de comenzar el partido entre los Gallos y Pumas, un aficionado universitario cayó del toldo de uno de los camiones que transportaba a los aficionados al Estadio La Corregidora.
 Antes de comenzar el partido entre los Gallos y Pumas, un aficionado universitario cayó del toldo de uno de los camiones que transportaba a los aficionados al Estadio La Corregidora.  (Foto: Notimex)
Querétaro, Querétaro -
  • Personal de Protección Civil atendió al aficionado lesionado

La derrota de Pumas ante Querétaro resultó más costosa de la goleada para algunos aficionados Pumas. Y es que antes de comenzar el partido entre los Gallos Blancos y los felinos, un aficionado universitario cayó del toldo de uno de los camiones que transportaba a los aficionados al Estadio La Corregidora. Personal de Protección Civil del inmueble confirmó que el aficionado auriazul resultó lesionado al descalabrarse por la caída, sin embargo descartó que su vida estuviera en riesgo y sólo se le atendió por la herida sufrida en el incidente. "Se cayó del autobús y desafortunadamente se lesionó pero nada que ver con riesgo para su vida", dijo personal de Protección Civil. Además, se indicó que una aficionada universitaria sufrió un corte tras subirse a la malla ciclónica del estadio, situación que también fue resuelta de inmediato por paramédicos que se encontraban en el estadio. "Tenemos un par de lesionados como es el muchacho y una persona que se colgó de la malla ciclónica y se cortó, detalles que suceden en un aforo cuando hay 34 mil personas lo importante es que se integró un operativo coordinado y serio", expresaron fuentes de Protección Civil. PELEAN FELINOS EN LA TRIBUNA La frustración del cuarto gol y la inoperancia de su equipo provocaron que algunos aficionados universitarios comenzaran a golpearse entre sí en las tribunas del estadio ocasionando que gente de la seguridad interna tuviera que intervenir ocasionando que el problema se hiciera más grande. Tras unos cinco minutos en los que elementos de seguridad intentaron recomponer el orden en la zona en donde se encontraban, los aficionados auriazules volvieron la atención al partido y dejaron los golpes para otra ocasión.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×