La noche en que ganó el futbol

Esta noche en La Laguna no ganó nadie sobre el terreno de juego, más no fue así con la gente, con la afición que se presentó al Corona en gran cantidad a manifestarse en contra de la violencia.
Los aficionados también se unieron al grito de paz.
 Los aficionados también se unieron al grito de paz.  (Foto: Notimex)
Torreón, Coahuila -
  • Todo se desarrolló en tranquilidad
  • El Gobernador se presentó en e estadio

Esta  noche en La Laguna no ganó nadie sobre el terreno de juego, más no fue así con la gente, con la afición que se presentó al Corona en gran cantidad a manifestarse en contra de la violencia que empaña las calles del país y en particular de la región. Esta noche el ganador fue el futbol junto con los comarcanos. Tras lo que ocurrió el 20 de agosto surgieron muchas dudas en torno a la capacidad de garantizar la seguridad de la gente durante un partido de futbol en la llamada “Casa del Dolor Ajeno”, hoy, por fortuna, se pudo demostrar todo lo contrario. Durante la semana existió mucho nerviosismo al respecto, el cual creció con la balacera del día anterior en los alrededores del complejo deportivo. Las personas temerosas pero valientes acudieron al lugar que cada 15 días les sirve para olvidar las penas de la vida cotidiana. El gran dispositivo de seguridad funcionó a la perfección, los más de mil elementos de los distintos niveles de seguridad, lograron erradicar el miedo, al menos por un fin de semana. Se ubicaron un par de retenes en las avenidas principales que acceden al estadio, el cual provocó una mayor lentitud en el tráfico, pero que era más necesario que nunca. Desde muy temprano se ubicaron también las patrullas que estuvieron haciendo rondines en la periferia, además un par de helicópteros sobre volaron  los cielos de La Laguna. Sin duda que el momento más importante fue cuando ambos equipos saltaron a la cancha entrelazados para plantarse al medio campo y enviar el mensaje de unión, de paz y de respeto al prójimo, para luego soltar los globos que simbolizaron el deseo de los laguneros. El único susto que se llevaron fue cuando el “Blackhawk” voló muy cercano al inmueble sonando fuertemente y provocando que más de uno saltara de su asiento, y al darse cuenta soltar la carcajada; “No asusten”, fue la expresión desde la tribuna. “Vemos casi un lleno y a la gente contenta, quiero decir que estamos trabajando para que el futbol en Torreón se pueda seguir llevando con toda la normalidad de siempre. Es algo que debe ser permanente para toda la población, no nada más en el estadio”. Comentó en Gobernador de Coahuila Jorge Torres. Terminó el partido y los casi 30, 000 espectadores regresaron a sus casas con la tranquilidad de siempre, quizás con la molestia de que en la cancha no hubo un solo ganador. Esta noche en el Corona el ganador fue el futbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×