En la tribuna, los queretanos se impusieron

Si se tuviera que evaluar el desempeño del público queretano, quizá podría tener números superiores a los mismos jugadores del equipo de José Saturnino Cardozo.
Si se tuviera que evaluar el desempeño del público queretano, quizá podría tener números superiores a los mismos jugadores del equipo de José Saturnino Cardozo.
 Si se tuviera que evaluar el desempeño del público queretano, quizá podría tener números superiores a los mismos jugadores del equipo de José Saturnino Cardozo.  (Foto: Notimex)
Estadio La Corregidora -
  • La afición local cumplió con la expectativa

Si se tuviera que evaluar el desempeño del público queretano, quizá podría tener números superiores a los mismos jugadores del equipo de José Saturnino Cardozo. Con creces le respondió al equipo, que por vez primera en toda su historia logró colarse a la “Fiesta Grande” del balompié nacional, de entrada, abarrotando las tribunas del inmueble, algo que en este estadio se ha comenzado a volver común en recientes fechas. La presión que la gente ejerció sobre el rival tuvo sus dividendos. Chivas se vio forzado desde los primeros minutos, le costó trabajo encontrarse en la cancha, quizá no esperaban tanta presión en su contra y se reflejó en un pobre desempeño del Guadalajara al arranque del juego. Chivas se vio impreciso, desatento y falto de coordinación, producto del entorno generado por la gente. La celebración del primer gol de Carlos Bueno fue un grito convertido en explosión, a los nueve minutos. Todo era como lo tenía planeado Cardozo, y Chivas tuvo que remar contra la corriente. Pero la marea fue muy complicada de sortear. En la parte inicial, Chivas no pudo, no encontró la manera. En la cancha y en la tribuna, Querétaro impuso sus condiciones. Lo demostró de forma contundente y dejó en claro que desde esa trinchera también hay que poner lo necesario para impulsar al equipo a sacar el resultado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×