El 'Jefe' Boy impuso su ley minuto a minuto

Tomás Boy completó la obra que hace ocho días inició en el Estadio Morelos y que incluyó varios capítulos entre el juego de Ida y Vuelta por los Cuartos de Final ante Cruz Azul.
 Tomás boy dando indicaciones.  (Foto: J. P. Bergerault)
Ciudad de México -
  • El timonel fue el elemento más hostigado del plantel monarca

Tomás Boy completó la obra que hace ocho días inició en el Estadio Morelos y que incluyó varios capítulos entre el juego de Ida y Vuelta por los Cuartos de Final ante Cruz Azul. Fue a las 16:50 horas que saltó Monarcas al terreno de juego con un Boy que lucía tranquilo y observando todo el estadio, fue entonces cuando a las 16:56 el "Jefe" decidió saludar uno a uno a todos los ocupantes de su banca con una sonrisa en el rostro. Boy acudió a saludar a Meza tan pronto la Máquina estuvo en la cancha y fue hasta el minuto seis que  sale a dar indicaciones por primera vez. Para el 17' cae el primer gol de su equipo y con un festejo del gol moderado va y se sienta en su banca. Cinco minutos más tarde cae el segundo gol de Monarcas, Boy se agarra los brazos, evitando el festejo y agacha la mirada para luego acercar una botella de agua a sus jugadores. Llega entonces el primer reclamo al cuarto arbitro por amarillas sobre Miguel Sabah y Jaime Lozano, por lo que de inmediato mandó a calentar a Adrián Aldrete; acto seguido Cruz Azul acorta distancias con gol de Vela que provoca que Boy reparta regaños e indicaciones. Fue en el 38' que por mera casualidad, el balón abandona la cancha y cae a la posición del estratega purépecha, las rechiflas no esperaron y cayeron con todo sobre el "Jefe", quien entre aspavientos puso a calentar a Noriega. Previo a comenzar el segundo tiempo, el entrenador pidió a uno de sus utileros que fuera por sus anteojos al vestidor. El comienzo de la parte complementaria sirvió para dar indicaciones sobre Aldrete a quien ingresó en lugar de Lozano y luego pasar los minutos en un constante intercambio de ideas con su auxiliar Roberto Hernández, mientras utilizaba su segundo cambio por la lesión de Marvín Cabrera. Llegó entonces el acto final del "Jefe". Tras la expulsión de Torrado no paró de dar indicaciones y mandó a la cancha a Joao Rojas intentando sacar provecho de la ventaja numérica a través de la velocidad. Y así fue, Monarcas se dedicó a tocar el balón los últimos minutos y agotar el reloj de juego. Al final, Boy repitió el acto del principio, saludó uno a uno a los ocupantes de su banca se despidió de Meza sin problema alguno. Todo estaba dicho, la ley del "Jefe" se volvió a imponer ante Cruz Azul.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×