Arde el 'Volcán' con festejo de Tigres Campeón

No podía ser de otra manera. Tigres conmemoró el final de la espera por un título con un festejo memorable, que hizo vibrar a 42 mil almas en la cancha.
Ambiente increíble en el Universitario.
 Ambiente increíble en el Universitario.  (Foto: Jessika Méndez)
Estadio Universitario, Monterrey, Nuevo León,... -
  • Se funde el equipo con su gente con trofeo de Campeón
  • Lobos inmortaliza el momento con la Copa
  • La afición aplaude al Santos

No podía ser de otra manera. Tigres conmemoró el final de la espera por un título con un festejo memorable, que hizo vibrar a 42 mil almas en la cancha.

El silbatazo final de Marco Rodríguez inició la noche que muchos aficionados esperaron por casi tres décadas, haciendo olvidar los años difíciles de la institución.

Los cánticos se volvieron confusos. En la tribuna imperaron los abrazos y felicitaciones, brillando en la tribuna decenas de cámaras en teléfonos móviles que captaban el momento. Cerca del palco de prensa se pudo apreciar personas de rodillas, agradeciendo al cielo por la conquista.

Los fuegos pirotécnicos aparecieron en el horizonte, anunciando oficialmente el desenlace de un calvario que se prolongó por 30 años.

Tan pronto se anunció en el sonido local el momento de la premiación, la gente se acabó las gargantas viviendo al máximo.

Santos, el rival tan abucheado en la noche, concluida la batalla partió entre un aplauso ligero a los vestidores, un gesto que no siempre se aprecia en un festejo de campeón.

Pero la explosión mayor estaba reservada para el local. Las notas de "We are the champions" de Queen engalanaron el instante en que Lucas Lobos alzó al cielo la Copa del Apertura 2011, sellando el instante con que todos los equipos al iniciar la temporada. “Oe, oe, oe, ‘Tuca’, ‘Tuca”, se pudo escuchar en reconocimiento al técnico brasileño, que una década atrás había vivido la otra cara de la moneda perdiendo en casa ante el Pachuca.

Y sin faltar la tradicional "El Rey" de José Alfredo Jiménez, que puso a cantar a todos en el lugar a grito abierto.

Era el inicio de la noche más Tigre de los últimos tiempos. Noche que podría durar más que el estricto término de la palabra.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×