Falló afición en Querétaro

A pesar de la visita de Chivas, el Estadio Corregidora se quedó lejos de contar con una entrada como las que acostumbraba todavía el torneo anterior en que su público mantuvo un apoyo incondicional.
A pesar de la visita de Chivas, el Estadio Corregidora se quedó lejos de contar con una entrada como las que acostumbraba todavía el torneo anterior en que su público mantuvo un apoyo incondicional.
 A pesar de la visita de Chivas, el Estadio Corregidora se quedó lejos de contar con una entrada como las que acostumbraba todavía el torneo anterior en que su público mantuvo un apoyo incondicional.  (Foto: Juan Martín Montes)
Estadio La Corregidora -
  • Los Gallos buscan su primer triunfo en 7 Jornadas, las Chivas intentan confirmar su buen momento

La afición queretana ya aprendió a desconfiar de su plantel.

A pesar de la visita de Chivas, el Estadio Corregidora se quedó lejos de contar con una entrada como las que acostumbraba todavía el torneo anterior en que su público mantuvo un apoyo incondicional.

El mal paso del plantel y el desencanto de saber que su club quizás no es tan “grande” como Zlatko Petricevic hace un par de meses les aseguró, provocaron que una hora antes del encuentro algunas taquillas lucieran semivacías, con una gran cantidad de boletos disponibles.

“Normalmente aquí la Corregidora está a reventar una hora antes del partido, generalmente contra Chivas, Cruz Azul, los equipos grandes, pero ahora el mal paso del equipo ha afectado, pero aquí está la banda”, aseguró un miembro de la barra La Resistencia.

Todavía en la Liguilla del torneo anterior, precisamente contra el Guadalajara, la afición emplumada reflejó una comunión sin reservas con su plantel.

Sin embargo, en muy poco tiempo perdieron buena parte del prestigio ganado al clasificar a su primera Liguilla en la historia, a partir de la salida de su figura Carlos Bueno, las promesas no cumplidas de Petricevic e incluso el adiós de José Cardozo como DT.

Las taquillas casi desoladas todavía contaban con boletos de ambas Cabeceras, así como de las zonas Preferente y Especial, con precios que van de los 210 a 260 pesos.

Si bien el público rojiblanco apareció en una buena cantidad en el inmueble queretano, tampoco provocó una gran efervescencia en las gradas, donde la entrada no es mala pero tampoco de excelencia como era aquí una costumbre.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×