Aprovecha 'Piojo' el radio en las alturas

Miguel Herrera renunció a utilizar una grabadora para evidenciar a los árbitros, pero no al radio para comunicarse esta noche con su banca durante la visita azulcrema a Monarcas.
 Miguel Herrera renunció a utilizar una grabadora para evidenciar a los árbitros, pero no al radio para comunicarse esta noche con su banca durante la visita azulcrema a Monarcas.  (Foto: Notimex)
Morelia, Michoacán -
  • Con radio en mano, Miguel Herrera observó el partido desde el "rincón" del Estadio Morelos
  • El América dejó en el palco a Matías Vuoso, a Christian Bermúdez en la banca

Miguel Herrera renunció a utilizar una grabadora para evidenciar a los árbitros, pero no al radio para comunicarse esta noche con su banca durante la visita azulcrema a Monarcas.

“Arrinconado” en un palco del tercer piso del Estadio Morelos, el “Piojo” no soltó el “walkie-talkie” durante casi todo el encuentro para darle indicaciones al entrenador de porteros, José Torruco, quien a su vez le pasaba los recados al auxiliar, Santiago Baños, este último de pie en el área técnica durante todo el partido.

Justo antes del silbatazo inicial, el “Piojo” encabezó la comitiva azulcrema que subió tres pisos de escaleras, desde el vestidor hasta el último palco, el más cercano a la Cabecera Sur, en lo más alto del estadio.

Ahí llegó junto con el Presidente Deportivo, Ricardo Peláez, quien estuvo en el vestidor con el plantel hasta antes de que los jugadores salieran a la cancha, así como con jugadores como Oswaldo Vizcarrondo, también suspendido, y Matías Vuoso, el delantero que le salvó el partido contra Pumas pero que ahora no tuvo lugar ni siquiera en la banca.

De sangre caliente, Herrera se sentó en la primera fila del palco, pero cambiaba de lugar y se ponía de pie de acuerdo a la intensidad de las acciones.

Pero desde las alturas y en el último rincón del inmueble, el timonel azulcrema le “metió mano” al partido al hacer un gran diagnóstico de las flaquezas de su cuadro, borrado por el Morelia en la primera media hora de juego, pero vigorizado por el ingreso de Israel Jiménez al ataque al minuto 29', cuando el marcador decía 2-0 a favor de los locales.

Sin miedo, el “Piojo” decidió sacrificar al defensa Jorge Reyes, a quien el gusto de jugar por primera ocasión bajo el mando de Herrera le duró menos de media hora.

Con ello, las Águilas se olvidaron de la línea de cinco zagueros, ya que Jiménez ingresó para acompañar a Christian Benítez en el ataque, donde no sólo le quitó marca al ecuatoriano sino que también provocó preocupación en la zaga de Monarcas, hasta entonces sólo enfocado en ir al frente.

Con ese movimiento revivió el América, de la mano de Herrera, quien sufrió numerosas bajas en este encuentro y a la cual él “contribuyó” con una más, ya que dejó en la banca, por primera vez en las Águilas, a Christian Bermúdez, quien había iniciado los 11 encuentros previos, en 8 de los cuales salió de cambio.

Al final, todos los movimientos tácticos, incluidos los de la parte complementaria, sacando a Miguel Layún y Jesús Molina para poner en el campo al propio "Hobbit" y a Daniel Márquez, no rindieron los frutos esperados por Herrera, pues Monarcas se impuso 3-1 para quitarle el paso invicto que llevaba el América como visitante. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×