'El que no salte, va a descender'

En la cancha Rayados no tuvo compasión de unos desaparecidos Estudiantes, y en la tribuna su afición tampoco perdonó.
Rayados y la foto oficial.
 Rayados y la foto oficial.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico -
  • Restriegan rayados pena a los aficionados Tecos
  • Goza el Tec con otros cuatro gritos de gol consecutivos
  • Lillingston dijo que las burlas son parte dl futbol

En la cancha Rayados no tuvo compasión de unos desaparecidos Estudiantes, y en la tribuna su afición tampoco perdonó.

En ruta de gestarse la humillación en el Tec, la hinchada albiazul celebró con un cántico jocoso la pena de los Tecos, augurándoles su viaje a la Liga de Ascenso. "Y ya lo ves, y ya lo ves, el que no salte va a descender", fue el coro que se escuchó en el segundo tiempo, ya cuando Monterrey había hecho pedazos al conjunto emplumado.

La afición se dio gusto saltando ante el dolor del rival, que podría estarse despidiendo del máximo circuito en sólo unas semanas. Previo al juego, algunos en el estadio habían recordado que justo 16 años atrás, el 24 de marzo de 1996, La Pandilla vivió una experiencia parecida, al marcar el descenso de los Tigres, sus acérrimos rivales, venciéndolos 2-1 en el Volcán.

Pero ahora, sin haber rivalidad de por medio, la gente le puso limón a la herida tapatía, a costa de un plantel albiazul que se destapa como al mejor artillería de la competencia.

La noche en el inmueble volvió a ser toda festiva, recordando que por tercera ocasión al hilo marca cuatro goles, contando el duelo ante Morelia de la Concachampions.

Apenas la gente se acomodaba en sus asientos, cuando un disparo de Humberto Suazo hizo catapultarlos hacia arriba, en el 1-0 que bastó para desatar la alegría en el graderío. “Oe, oe, oe, Suazo, Suazo”, premió La Adicción al andino.

El 2-0 de ‘Chelito’ fue suficiente para dar por sentada la victoria, y desde entonces el público se olvidó de presionar ante las numerosas fallas rayadas, divirtiéndose en vez de molestarse camino a la goleada.

“Este equipo tiene toque, este equipo tiene gol, unos huevos como nadie, y una hinchada de campeón”, fue otro cántico en la fiesta.

Y más allá de que De Nigris fue uno de los más benévolos con el marco de la UAG, la tribuna lo coreó a su salida de cambio, mostrando que la comunión era plena, sin voltear al dolor del rival.

LILLINGSTON DIJO QUE ESTÁN EN SU DERECHO

Al respecto, el delantero de los jaliscienses, Eduardo Lillingston, habló por el equipo, y señaló que cada quien es libre de decir lo que les parezca, incluso con burlas de ese tipo. Sin embargo, subrayó que la gente en lugar de ver la situación de Estudiantes, debería fijarse en su equipo.

"Cada quien es libre de decir lo que quiera, que se fijen primero en su familia y ya después en la del vecino; esto es futbol, y cada quien lo toma como quiera, si les parece eso, pues cada quien tiene un respeto a la otra persona", respondió.   Pese al cántico, Lillingston señaló que hay esperanza de salvarse, aunque todos los pronósticos estén en contra.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×