El TSM vivió una fiesta con la Final

El apoyo por parte de la afición de Santos fue total desde antes de arrancar el encuentro, la afición de la Comarca Lagunera vivió su propio partido desde la tribuna, haciendo cimbrar la...
Con el segundo gol, la afición sentía seguró el título.
 Con el segundo gol, la afición sentía seguró el título.  (Foto: Notimex)
Estadio Corona -
  • El apoyo para Santos fue constante durante todo el partido
  • La afición lagunera estalló en júbilo al ver a su equipo coronarse Campeón

El apoyo por parte de la afición de Santos fue total desde antes de arrancar el encuentro, la afición de la Comarca Lagunera vivió su propio partido desde la tribuna, haciendo cimbrar la estructura del TSM al momento en que los equipos saltaron al terreno de juego y al iniciar el partido de la Final de vuelta.

"Ole, ole, ole, yo daría toda mi vida por ser campeón", era el cántico que se escuchaba con fuerza en el recinto albiverde, mientras agitaban sus banderas y movían los globos que les fueron entregados para animar el encuentro, y no tardaron mucho en gritar el primer gol del partido.

Apenas a los seis minutos, las gargantas explotaron con el tanto de Daniel Ludueña, que puso adelante a Santos en la serie, por lo que al poco tiempo la ola apareció en el Estadio Corona, reflejando la confianza que desbordaba entre los seguidores laguneros.

"Santos, Santos, Santos", comenzó a escucharse en la recta final del primer tiempo, mientras que en el terreno de juego ambos conjuntos se batían en un intenso duelo, sin embargo, la contundencia estaba del lado de los locales.

Al 67' el mejor hombre de Santos en la Liguilla, Oribe Peralta, marcó el segundo de la noche para los Guerreros, haciendo que los 30 mil presentes en el Territorio Santos Modelo, se pusieran a festejar el título de los coahuilenses, con el 2-0 en el encuentro.

Aldo de Nigris le puso el toque de nerviosismo, al acercar a los de la Sultana del Norte en el marcador, reviviendo viejos fantasmas que anteriormente habían rondado en el recinto de los Guerreros.

Conforme transcurrieron los minutos finales, el grito de los aficionados en el graderío se fue haciendo cada vez más intenso, aunque el nerviosismo predominaba en muchos debido a que el Monterrey se volcó sobre la portería de Oswaldo Sánchez, pero la zaga guerrera resolvió el trabajo que les fue exigido.

Al silbatazo final, la afición explotó en júbilo con su cuarto campeonato de Liga, ganado a toda ley, entonando a capela el "Santos, Santos Campeón", mientras que el plantel santista celebraba en grande en el terreno de juego, la obtención de una estrella más, luego de realizar un excelente torneo en donde fueron Superlíderes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×