La afición tiene derecho a gritarme: Mario Carrillo

Antes de ingresar al vestidor desde el túnel de la cancha, Mario Carrillo decidió dar la cara ante la afición para escuchar estoicamente todos y cada uno de los reclamos.
MT - Pum SLs: Carrillo, 16 de septiembre 2012
Estadio Olímpico Universitario, Ciudad de México -
  • El entrenador justificó los gritos de la afición de Pumas

Antes de ingresar al vestidor desde el túnel de la cancha, Mario Carrillo decidió dar la cara ante la afición para escuchar estoicamente todos y cada uno de los reclamos.

Desde la tribuna llovieron vasos, líquidos e insultos, luego se terminó todo y el estratega de los Pumas entró con sus dirigidos para dar por finalizado su primer capítulo en el Estadio Olímpico Universitario como técnico del club.

Por ello, el estratega aceptó que los gritos de “Fuera Carrillo” y otros insultos son parte del derecho que tiene la afición para exigir que su equipo gane y dé espectáculo.

“Ellos tienen todo el derecho de gritarme y cuando debieron de apoyar, apoyaron y cuando debieron gritar, me gritaron. Así lo esperaba, así esperaba a mi afición, tiene toda la razón de gritarme pero repito voy a hacerlos felices”, aseguró el DT en conferencia tras la derrota 1-0 ante San Luis.

"Ellos tienen todo el derecho de gritarme y cuando debieron de apoyar, apoyaron y cuando debieron gritar, me gritaron"

Para Carrillo el resultado fue merecido porque los jugadores del san Luis encontraron el gol y se inculpó de la derrota pues desde su perspectiva los jugadores obedecieron todas sus órdenes y ni así pudieron sacar los tres puntos.

“Me atrevo a decir que tengo que mejorar, son tremendos profesionales, hicieron piques de velocidad al minuto 90, este equipo tiene hambre y corazón, nada más tengo que entrenar la parte que me corresponde”, comentó.

Agregó que físicamente el grupo se encuentra bien y las ausencias de Jaime lozano y el portero Alejandro Palacios del cuadro titular fueron por su decisión.

De nueva cuenta, antes de subir al autobús que transportaría al equipo lejos del inmueble universitario, Carrillo volvió a escuchar los insultos de los aficionados a quienes no pudo menos que extenderles la mano en forma de saludo sin decir nada.

“Quieren un equipo ganador, que juegue bonito, que golee, tienen derecho de exigir”, había sentenciado el “Capelo” sin saber lo que le esperaba todavía fuera del inmueble.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×