Rayados recibió apoyo felino

Lo que no pueden hacer en Monterrey lo vienen a hacer a Puebla. Aficionados de Tigres acompañaron a sus familiares Rayados para apoyar a La Pandilla este mediodía en el Estadio Cuauhtémoc, en...
 Lo que no pueden hacer en Monterrey lo vienen a hacer a Puebla. Aficionados de Tigres acompañaron a sus familiares Rayados para apoyar a La Pandilla este mediodía en el Estadio Cuauhtémoc, en representación del Norte del país.  (Foto: Juan Martín Montes)
Estadio Cuauhtémoc, Puebla, México -
  • El duelo en el Estadio Cuauhtémoc no contó ni con media entrada

Lo que no pueden hacer en Monterrey lo vienen a hacer a Puebla.

Aficionados de Tigres acompañaron a sus familiares Rayados para apoyar a La Pandilla este mediodía en el Estadio Cuauhtémoc, en representación del Norte del país.

Desde San Pedro, José Luis Garza viajó a Puebla para acompañar a su hijo y nietos para enfundado en la playera de Tigres pero dispuesto a irse satisfecho con alguna pincelada del “Chupete”.

“Lo que pasa es que no somos extremistas, nosotros disfrutamos el futbol tanto de Rayados como de Tigres porque una jugada bonita justifica todo el juego”, expresó Garza Vázquez.

"Tenemos que fomentar eso, que tengamos paz, armonía, que sea de familia, no que a veces lleva uno a un niño y le andan pegando"

“Tenemos que fomentar eso, que tengamos paz, armonía, que sea de familia, no que a veces lleva uno a un niño y le andan pegando allá”.

Este seguidor felino recordó que es imposible hacer algo similar en Monterrey por la radicalización de las barras.

El hijo de este seguidor, Luis Daniel Garza, también seguidor felino, explicó que después de 20 años de vivir en Monterrey ahora radica en Puebla, donde recibió la visita de su padre.

“Parte de la familia es de Tigres, parte de la familia es de Rayados y ahorita como el niño le va a Rayados venimos a apoyarlo también como familia”, explicó Garza López.

La presencia de alrededor de 500 seguidores del Monterrey fue una de las pocos factores que aportaron color en un desangelado Estadio Cuauhtémoc, que registró poco menos de media entrada y donde la escasa asistencia no estuvo acorde a la magnitud del resultado, ya que el triunfo de Rayados por 3-2 significó el fin de una sequía regiomontana de 21 años en este inmueble.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×