Al Atlas se le oscureció el panorama

De ser una tarde soleada y calurosa en la capital jalisciense, el panorama en el Estadio Omnilife terminó oscuro, con nubarrones y pasado por una pertinaz lluvia en el primer tiempo.
 Marco Fabián buscaba robar la redonda a Rodríguez que salió expulsado.  (Foto: Notimex)
Estadio Omnilife, Guadalajara, Jalisco, México -
  • El clima y las condiciones del encuentro, se le revirtieron a Tomás Boy

De ser una tarde soleada y calurosa en la capital jalisciense, el panorama en el Estadio Omnilife terminó oscuro, con nubarrones y pasado por una pertinaz lluvia en el primer tiempo. De la misma forma se le oscureció el panorama a los Rojinegros del Atlas, en el Clásico Tapatío de la tarde de este domingo. Atlas comenzó el partido proponiendo el duelo, buscando la tenencia de la pelota y con una actitud abierta al encuentro. Atlas sufrió como nunca este encuentro, así como sus aficionados. Una gran parte de la afición rojinegra que se hizo presente en el encuentro, no dejó de apoyar al equipo, desde la parte alta del Coloso del Periférico, a un equipo que no encontró la brújula, y así como al Omnilife se le nubló el horizonte, a los Zorros se les nubló el panorama. Atlas se convirtió en un equipo gris, que terminó de oscurecerse con la expulsión de Hugo Isaac Rodríguez, resignando así el destino del equipo en el encuentro, y sentenciando el resultado al obligar a su equipo a terminar el encuentro en desventaja numérica. Rafael Márquez Lugo y Marco Fabián, se encargaron de anticipar con sus goles, una precipitación sobre el futuro rojinegro. A dos puntos del último lugar del fondo de la tabla porcentual, pareciera que al equipo dirigido por Tomás Boy, el agua les empieza a hacer mella, como pasó con algunos aficionados, a quienes no les quedó de otra más que resguardarse de las gotas de lluvia que se precipitaron sobre el predio del Bajío, donde se encuentra asentado el nuevo estadio del Guadalajara. Y mientras en el futuro de Chivas se asoma un panorama con posibilidades de iluminarse, si es que logra conseguir los resultados que le abran la puerta de la Liguilla, en el Atlas se avecina una tormenta. No conforme con no haber ganado un solo partido desde que Tomás Boy asumió la Dirección Técnica del equipo, y permite indisciplinas individuales de sus jugadores, durante la rueda de prensa post partido, se dedicó a insultar y criticar a los medios de comunicación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×