Dejan operar a revendedores por mil pesos en Toluca

El precio por dejar operar a un revendedor en las inmediaciones del Estadio Nemesio Diez es de mil pesos, cantidad que pagó uno a un agente de la Policía Estatal por dejarlo ofrecer boletos para el juego entre Toluca y Chivas hasta en el doble.
El precio por dejar operar a un revendedor en las inmediaciones del Estadio Nemesio Diez es de mil pesos, cantidad que pagó uno a un agente de la Policía Estatal por dejarlo ofrecer boletos para el juego entre Toluca y Chivas hasta en el doble.
  • Los revendedores ofrecen los boletos hasta en el doble de su precio normal

El precio por dejar operar a un revendedor en las inmediaciones del Estadio Nemesio Diez es de mil pesos, cantidad que pagó uno a un agente de la Policía Estatal por dejarlo ofrecer boletos para el juego entre Toluca y Chivas hasta en el doble de su precio normal. Cerca de la puerta por donde entran los equipos a “La Bombonera” y camuflajeados por un autobús, el revendedor sacó dos billetes de 500 pesos y se los ofreció al policía, quien tomó el dinero y se alejó del lugar. Los boletos en reventa se empiezan a ofrecer hasta a cuatro calles del Nemesio Diez sin que los elementos de seguridad lo impidan. Todos gozan de total libertad para ejercer la reventa la cual está penada por la ley. La entrada más barata, que en las taquillas del estadio se vende en 200 pesos, afuera se ofrece en 300 y hasta 400 pesos. Lo mismo pasa con el resto de las zonas del inmueble. De 300, 500 y 800 pesos, los boletos se venden en 600, mil y hasta mil 500 pesos.

Recomendaciones
Comentarios