Reencuentro de Pumas en el Azul

La cancha del Estadio Azul, además de atestiguar de uno de los juegos llamados clásicos en el futbol mexicano, fue testigo de varios reencuentros entre jugadores y los Directores Técnicos formados...
La cancha del Estadio Azul, además de atestiguar de uno de los juegos llamados clásicos en el futbol mexicano, fue testigo de varios reencuentros entre jugadores y los Directores Técnicos formados en las Fuerzas Básicas de los Pumas de la UNAM.
 La cancha del Estadio Azul, además de atestiguar de uno de los juegos llamados clásicos en el futbol mexicano, fue testigo de varios reencuentros entre jugadores y los Directores Técnicos formados en las Fuerzas Básicas de los Pumas de la UNAM.  (Foto: Notimex, )
Estadio Azul, Ciudad de México -
  • Israel Castro, Pablo Barrera y Guillermo Vázquez se encontraron con su ex equipo

La cancha del Estadio Azul, además de atestiguar de uno de los juegos llamados clásicos en el futbol mexicano, fue testigo de varios reencuentros entre jugadores y los Directores Técnicos formados en las Fuerzas Básicas de los Pumas de la UNAM. Tras la ceremonia de la Liga MX los futbolistas universitarios se acercaron a saludar al ex mediocampista felino, Israel Castro, quien cambió de camiseta de en el Torneo Apertura 2011 luego de ganar el séptimo título de Liga con los del Pedregal. Los universitarios no pudieron dejar pasar la oportunidad de ir estrechar la mano de Guillermo Vázquez, hoy entrenador de La Máquina, con quien consiguieron su último Campeonato en el Clausura 2011. Y Memo se reencontró con el actual técnico del Club Universidad Nacional, Antonio Torres Servín, a quien conoció en la década de los ochenta cuando ambos defendían los colores auriazules. Y aunque mantienen una amistad desde 1985, Memo y Toño sólo se saludaron, un abrazo y ocuparon su lugar en respectivas bancas. Otro de pasado universitario fue Pablo Barrera que aunque no fue ni a la banca, ya que se encuentra saliendo de una lesión y se dio tiempo para ir a saludar a miembros del Cuerpo Técnico de los Pumas, así como a los utileros del equipo. El que pasó desapercibido, a pesar de que también se formó y debutó con la escuadra auriazul, fue Gerardo Torrado.

No te pierdas