Afición Esmeralda cumple, 'invaden' el Omnilife

Las tribunas rojas de la casa de Chivas se tiñeron de verde. Pese a que el Rebaño recibió futbolísticamente al León, al menos en las gradas, el local fue el equipo dirigido por Gustavo Matosas.
 Las tribunas rojas de la casa de Chivas se tiñeron de verde. Pese a que el Rebaño recibió futbolísticamente al León, al menos en las gradas, el local fue el equipo dirigido por Gustavo Matosas.  (Foto: Notimex)
Estadio Omnilife, México -
  • Alrededor de 20 mil seguidores de La Fiera acompañaron a su equipo
  • Se dieron altercados aislados previo al partido; los equipos llegaron sin problemas

Las tribunas rojas de la casa de Chivas se tiñeron de verde. Pese a que el Rebaño recibió futbolísticamente al León, al menos en las gradas, el local fue el equipo dirigido por Gustavo Matosas. La “invasión” Esmeralda comenzó desde temprana hora. Las inmediaciones del coloso rojiblanco comenzaban a tener vida. Durante la semana se manejó que serían alrededor de 10 mil seguidores de La Fiera, no obstante, esa cifra quedó corta, quizá fue duplicada. Alrededor de 20 mil aficionados hicieron el viaje desde Guanajuato. Casi 100 autobuses e innumerables coches particulares con placas del estado “Cuna de la Independencia”, se pudieron observar desde temprana hora. La mayoría de los visitantes llegaron con boleto en mano. Quienes no tuvieron las entradas a su llegada, colmaron las taquillas ubicadas a un costado del estadio tapatío, así como también recurrieron a la reventa. El grueso de los aficionados de La Fiera fueron colocados en la zona Norte y Oriente del Omnilife, aunque también en el resto de las áreas se pudieron vislumbrar abundantes camisetas verdes. Al momento que los jugadores de Matosas salieron a realizar los ejercicios de calentamiento, un sonoro grito de ¡León, León! retumbó en el feudo de Chivas. Caso contrario a lo que ocurrió cuando el Rebañó salió a reconocer su césped. Hubo apoyo sobre todo de los grupos de animación rojiblancos, pero no al grado de su rival de esta tarde. De esta manera, como pocas veces,  la popularidad de Chivas no fue suficiente para ejercer un claro dominio de local en las tribunas de su propia casa. HUBO ALTERCADOS PREVIOS AL PARTIDO Algunos aficionados leoneses que hicieron el viaje de poco más de dos horas desde León, Guanajuato, tuvieron algunos problemas durante su llegada al Estadio Omnilife. El grueso de los autobuses fue retenido en la caseta de Zapotlanejo, para conforme se acercara el momento del silbatazo inicial, fueran siendo escoltados al inmueble de Chivas. Algunos de los transportes fueron interceptados por aficionados rojiblancos cerca de la Avenida Ayamonte, uno de los ingresos al complejo de Jorge Vergara. La policía intervino rápidamente para evitar algún incidente mayor. Dentro del operativo de seguridad que constó de 400 elementos de Seguridad Pública, así como de 600 de Seguridad Privada, se tenía previsto que los aficionados visitantes ingresarán por El Bajío, por ello, tuvieron que desviar a los seguidores Esmeraldas hacia dicho curso. Ambos equipos llegaron sin problemas al Omnilife.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×