'Incomparables' sin fronteras

Desde Houston, cada 15 días un par de primos viajan hasta la Sultana del Norte, para acompañar y alentar a los Tigres.
 Desde Houston, cada 15 días un par de primos viajan hasta la Sultana del Norte, para acompañar y alentar a los Tigres.
Estadio Universitario, San Nicolás de los... -
  • Los primos cada 15 días viajan de Houston para apoyar a Tigres
  • Invierten 20 horas de camino en ida y vuelta y 200 dólares cada uno

La pasión con la que vive el futbol y el amor a su equipo la afición de Tigres es conocida a lo largo y ancho de México, pero el sello de los seguidores “incomparables” trasciende fronteras y desde Houston cada 15 días, un par de primos viajan hasta la Sultana del Norte, para acompañar y alentar a los auriazules en cada partido en el Estadio Universitario con un grupo de amigos.

Para Rogelio Loredo y Carlos Vela, ya se ha convertido en una costumbre tomar su mochila y abordar un autobús durante 10 horas, para llegar a San Nicolás de los Garza y estar presentes con el equipo de sus amores, además de llegar con su trapo de “Houston”.

"Tengo en Houston unos 15 años más o menos y aproximadamente desde la temporada pasada, hace como un año que empezamos a venir con los Tigres en cada partido de local.

"Somos primos y yo soy de aquí de Monterrey y él (Carlos) es de Houston y nos pusimos de acuerdo para empezar a venir a los Tigres y aquí tenemos familiares y llegamos con ellos", comenta Rogelio.

Claro que la inversión que realizan dos veces al mes no es nada barata, pues en promedio cada uno gasta 200 dólares en cada viaje para ver al conjunto auriazul, sin embargo para ellos el aspecto económico no se compara con la satisfacción de poder ver a Tigres.

"En el pasaje de autobús son 100 dólares más lo que gastas aquí, otros 100; así que son como unos 200 dólares cada que venimos, pero es una diversión, un gusto, la pasión por el equipo", afirma Rogelio Loredo.

Mientras que Carlos Vela, a pesar de ser nacido en suelo texano, se siente tan tigre como cualquier otro aficionado originario de Nuevo León, pues toda su familia procede de la Sultana del Norte y desde pequeño le transmitieron el fervor por el conjunto auriazul.

"Es la pasión por Tigres lo que nos hace venir cada 15 días, cada que el equipo juegue aquí estamos, tenemos abonos y aunque soy de Houston toda mi familia es Tigre, me enseñaron el amor por los colores y ni modo que hubiera algún rayado, todos parejos con Tigres.

"Llegamos siempre los sábados temprano y al terminar el juego nos regresamos, son 10 horas de venida y 10 más de vuelta, 20 horas en total pero no se sienten con la satisfacción de ver a Tigres ganar, aquí se olvida lo cansado durante el partido", dice Carlos.

Son ya cuatro ocasiones seguidas en que los primos se han ido sin poder festejar una victoria de Tigres en el “Volcán”, sin embargo tienen la plena confianza de que esta tarde frente a León, volverán al camino del triunfo en casa y el equipo de la UANL se mantendrá como el superlíder invicto del Clausura 2013.

"Hoy sí se va a ganar 3-1, hoy regresamos al triunfo en casa y ya listos para venir a lo que será la Liguilla, si no faltamos en toda la temporada menos a lo mejor", sentenció el homónimo del jugador de la Real Sociedad, antes de ingresar al Universitario.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×