Detienen a aficionados de Rayados

Las autoridades detuvieron a algunos aficionados de Monterrey.
Las autoridades detuvieron a algunos aficionados de Monterrey.
A+A-
Estadio Nemesio Diez
  • Los seguidores fueron llevados por oficiales al Ministerio Público
  • Monterrey 'invadió' el Estadio Nemesio Diez

Por intentar ingresar bombas de humo, trapos o en estado de ebriedad, un grupo de ocho personas fue detenido previo al partido entre Toluca y Monterrey en el Estadio Nemesio Diez. Los seguidores que fueron remitidos al Ministerio Público portaban playeras de Rayados y fueron escoltados por oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública para cumplir con la respectiva sanción administrativa. Pasar 12 horas en camión desde la capital de Nuevo León hasta la capital del Estado de México tampoco garantizó que otros seguidores de la Pandilla vieran el juego de esta jornada 13 ya que en el último momento no se les fue permitido el acceso. "Nosotros nos reservamos el derecho de admisión", dijo Everardo Contreras, jefe de seguridad del inmueble escarlata quien retiraba a seguidores de la porra visitante que llegaban en estado inconveniente pese a que habían adquirido su contraseña en las taquillas del estadio. Esas situaciones previas no impidieron que a los regiomontanos colmarán la cabecera de sombra e hicieran un contrapeso a la Perra Brava y a la Banda del Rojo cuyos cánticos chocaban en la acústica del estadio. El primero en padecerlo fue Alfredo Talavera cuando recibió una presión extra antes de arrancar el partido y durante algunos lapsos del encuentro cuando le dedicaban cánticos "Que lo vengan a ver, que lo vengana a ver, ese no es un portero...", coreaban unos tres mil seguidores que en el final del primer tiempo dedicaron aplausos para sus jugadores y el estratega Víctor Manuel Vucetich.

Tags
Recomendaciones
Comentarios