Cotizaron boletos hasta en 5,500 pesos

La enorme expectativa que provocó la Final entre América y Cruz Azul se reflejó en los precios del mercado informal alrededor del Estadio Azteca.
La enorme expectativa que provocó la Final entre América y Cruz Azul se reflejó en los precios del mercado informal alrededor del Estadio Azteca.
 La enorme expectativa que provocó la Final entre América y Cruz Azul se reflejó en los precios del mercado informal alrededor del Estadio Azteca.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • Los lugares de estacionamiento fueron ofrecidos hasta en 300 pesos

La enorme expectativa que provocó la Final entre América y Cruz Azul se reflejó en los precios del mercado informal alrededor del Estadio Azteca.   Los boletos de la planta baja que tuvieron un costo de 500 pesos eran ofrecidos en la reventa hasta en 5 mil, mientras que los del segundo piso, que costaban 400 pesos en la venta normal, podrían ser adquiridos hasta en 3,500.   Como consecuencia de la entrada de alrededor de 100 mil espectadores lo que también se cotizó por las nubes fueron los lugares de estacionamiento afuera del Estadio Azteca, que iban hasta en los 300 pesos simplemente por dejar el automóvil en la calle.   Aproximadamente tres horas antes del inicio del juego estos espacios costaban entre 100 y 150 pesos, sin embargo conforme se acercaba el inicio del encuentro y el colapso vial para llegar a Santa Úrsula aumentaba, los precios para estacionarse en las calles aledañas aumentaron hasta en 200 y 300 pesos.    En cambio con la reventa sucedió lo contrario, pues bajó los precios mientras transcurrían los minutos previos y justo a las 20 horas los que eran ofrecidos en 5 mil ya costaban tres mil quinientos.   “Es mucha lana, yo vengo con mi esposa y mi hijo, somos tres, con eso te compras una pinche pantallota y más a gusto. Yo no más traigo a mi hijo para que vea cómo se pone”, expresó un aficionado americanista afuera de la puerta 1.   A diferencia de otras ocasiones en que la reventa es demasiado evidente, esta vez el operativo policiaco pareció inhibirla, pues era muy discreta la manera en cómo se ofrecían las entradas por lo que una hora antes del encuentro sólo se habían detenido a diez personas por este motivo, según explicó el Secretario de Seguridad Pública del DF, Jesús Rodríguez Almeida.   “Es que es la Final y está muy difícil”, lamentó una revendedora, quien explicó que tuvo muy pocos boletos para hacer negocio.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×