Provoca lluvia juego a 'puerta cerrada'

El mal clima y el complicado calendario del futbol mexicano provocaron que el duelo entre Cruz Azul y Chiapas prácticamente se jugara sin público.
El mal clima y el complicado calendario del futbol mexicano provocaron que el duelo entre Cruz Azul y Chiapas prácticamente se jugara sin público.
 El mal clima y el complicado calendario del futbol mexicano provocaron que el duelo entre Cruz Azul y Chiapas prácticamente se jugara sin público.
Estadio Azul, Ciudad de México -
  • El partido se detuvo a los 75 minutos de partido por el fuerte aguacero

El mal clima y el complicado calendario del futbol mexicano provocaron que el duelo entre Cruz Azul y Chiapas prácticamente se jugara sin público como si se tratara de un cotejo a puerta cerrada y en el que sólo unos cuantos aficionados permanecieron estoicos en su lugar. Cerca del minuto 40 del primer tiempo una ligera lluvia comenzó a caer sobre la cancha del estadio Azul sin que provocara mayores sobresaltos. De hecho el medio tiempo transcurrió sin mayor problema hasta que se dio el silbatazo inicial del complemento. A partir de ese momento la lluvia comenzó a convertirse en aguacero y después en tormenta, lo que ocasionó que miles de personas buscaran refugio en los pasillos del coloso de la Colonia Noche Buena, resultando insuficiente y provocando algunos tumultos y manotazos entre los propios seguidores celestes. Todo se agravó cuando el árbitro del encuentro, Miguel Ángel Ayala decidió detener el encuentro a los 75 minutos, lo que provocó que todo la mayor parte del público asistente se saliera del estadio buscando resguardo en los pasillos y en consecuencias se presentó el caos pues el espacio resultó insuficiente y algunos niños se llevaron ligeros golpes producto de los empujones. Poco a poco los aficionados fueron encontrando forma de salir del inmueble y otros tantos regresaron a la tribuna retando al dios Tlaloc que no tuvo piedad de la afición celeste en la Capital del país.

No te pierdas