El Tecnológico, del gozo al pozo

Rayados no carbura en el Apertura 2013 y la afición ya se empieza a desesperar con el equipo de sus amores, ejemplo de esto fue justo al final de este cotejo que empataron ante los Diablos, la...
Rayados no carbura en el Apertura 2013 y la afición ya se empieza a desesperar con el equipo de sus amores, ejemplo de esto fue justo al final de este cotejo que empataron ante los Diablos, la tribuna se dejó sentir con un sonoro abucheo.
 Rayados no carbura en el Apertura 2013 y la afición ya se empieza a desesperar con el equipo de sus amores, ejemplo de esto fue justo al final de este cotejo que empataron ante los Diablos, la tribuna se dejó sentir con un sonoro abucheo.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico, Monterrey, Nuevo León, México -
  • Al final del juego, Rayados se llevó un sonoro abucheo
  • Dorlan, tras su gol, recibió grandes ovaciones   

Rayados no carbura en el Apertura 2013 y la afición ya se empieza a desesperar con el equipo de sus amores, ejemplo de esto fue justo al final de este cotejo que empataron ante los Diablos, la tribuna se dejó sentir con un sonoro abucheo.   El futbol de Monterrey ha carecido de nivel y en puntos se refleja esta circunstancia al apenas sumar tres de doce puntos posibles.   Todo el primer tiempo de este cotejo, en el Tecnológico se respiraba una tarde de calma, los equipos en la cancha no hacían mucho por anotar y la afición tampoco recriminaba, quizá por sentirse agobiada del fuerte calor que se registraba en la Sultana del Norte.   Fue hasta que el último suspiro de la primera mitad cuando el ITESM explotó, Dorlan Pabón realizaba su tercer gol en Liga y la afición lo premió con un rotundo “Oe, Oe, Oe”, después del tanto albiazul el árbitro silbó el final.   Para la parte complementaria, los Diablos apretaron y Rayados no hizo mucho por quitarles la posesión de la pelota, algo que la visita aprovechó con tanto de Pablo Velázquez.   El partido siguió, la mayor parte de la tribuna estaba callada, sólo la tribuna de General, zona donde se ubica la Adicción, la barra del Monterrey, no dejaba de cantar.   A trece minutos del final se escuchaba fuerte a los barristas cantar “Rayados, pongan huevos”, canción dedicada netamente al accionar albiazul, quienes trataban de reaccionar pero sin meter el acelerador a fondo.   El partido terminó y en la casa rayada se escuchó un rotundo abucheo, síntomas de que no hay una buena armonía entre afición y equipo, y todo esto a una semana del Clásico Regio 100.

No te pierdas