Mantienen molestia contra Torres Servín en CU

Ni la salida de Alberto García Aspe y la llegada de Mario Trejo a la directiva, como tampoco la titularidad de Luis García fueron suficientes para que la afición de Pumas olvidara su repudio hacia...
Ni la salida de Alberto García Aspe y la llegada de Mario Trejo a la directiva, como tampoco la titularidad de Luis García fueron suficientes para que la afición de Pumas olvidara su repudio hacia el entrenador Antonio Torres Servín.
 Ni la salida de Alberto García Aspe y la llegada de Mario Trejo a la directiva, como tampoco la titularidad de Luis García fueron suficientes para que la afición de Pumas olvidara su repudio hacia el entrenador Antonio Torres Servín.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico de CU -
  • El timonel fue abucheado en cada traslado entre banca y vestidor

Ni la salida de Alberto García Aspe y la llegada de Mario Trejo a la directiva, como tampoco la titularidad de Luis García fueron suficientes para que la afición de Pumas olvidara su repudio hacia el entrenador Antonio Torres Servín. Con un partido más sin victoria en el torneo, el público universitario le dejó al timonel la etiqueta de principal enemigo público, porque aun con los revulsivos que presentó esta tarde, el cuadro auriazul se mantuvo por el camino de la incertidumbre. De regreso en Ciudad Universitaria como Vicepresidente a partir del cese de García Aspe, Trejo imprimió algunas de sus huellas: además de la presencia de Luis García en el once inicial, su llegada al estadio fue en el autobús del equipo, a diferencia de su antecesor. De cualquier modo, el escepticismo reinó antes del juego y la afición abucheó al timonel desde que fue anunciado en el sonido local, así como al final de cada uno de los tiempos mientras abandonaba cabizbajo la cancha. "¡Servín, no te escondas, eres un imbécil!", gritó una aficionada detrás de la banca local, donde exigían su reacción ante el asedio de los Panzas Verdes ya con el 1-1. "¡Hazle caso a Cortés, te está pidiendo que lo saques!", exclamó otro seguidor. El bajo perfil del técnico auriazul contrastó con la intensidad del estratega visitante, Gustavo Matosas, casi uniformado como sus pupilos, de excéntricos pantalones verdes y camisa blanca, y quien corría de lado a lado en su área técnica como para acompañar a sus jugadores en el desgaste. Y mientras el público local nuevamente coreó el nombre de Hugo Sánchez para pedirlo como sustituto de Torres Servín, la numerosa porra esmeralda, que acudió a CU en aproximadamente 15 autobuses, cantó "Caminos de Guanajuato". Esto lo hicieron tan orgullosos por la superioridad sobre Pumas como frustrados por las ocasiones que desperdiciaron para llevarse los tres puntos, y terminar por evidenciar que el conjunto de la UNAM, sin triunfos en el torneo y con sólo 3 unidades de 18 posibles, parecería requerir más cambios.

No te pierdas