Impone Romano su estilo

Traje y zapatos lustrados fueron la indumentaria de Rubén Omar Romano desde que salió del vestidor y durante los 90 minutos que se mantuvo dando indicaciones en el área técnica.
Traje y zapatos lustrados fueron la indumentaria de Rubén Omar Romano desde que salió del vestidor y durante los 90 minutos que se mantuvo dando indicaciones en el área técnica.
 Traje y zapatos lustrados fueron la indumentaria de Rubén Omar Romano desde que salió del vestidor y durante los 90 minutos que se mantuvo dando indicaciones en el área técnica.  (Foto: Notimex)
Estadio Cuauhtémoc -
  • El estratega  jugó su partido frente a los árbitros y la tribuna

Traje y zapatos lustrados fueron la indumentaria de Rubén Omar Romano desde que salió del vestidor y durante los 90 minutos que se mantuvo dando indicaciones en el área técnica.

El estilo Romano estuvo en cada una de sus órdenes en el campo que fueron insuficientes para Puebla que finalmente perdió ante Cruz Azul esta tarde en el Estadio Cuauhtémoc. La molestia del DT terminó con una patada a una botella de agua tras el segundo gol celeste.

Desde el inicio del cotejo cuando reclamaba al abanderado faltas el entrenador dejó claro que también haría su partido para que sus pupilos pudieran cumplir en el campo.

Así levantaba las manos solicitando una marcación diferente en jugadas divididas, a cada uno de sus hombres les corregía en los movimientos y en las posiciones. Incluso sus desesperación llegó cuando Jaime Durán no podía frenar a Pablo Barrera.

Por ello no dudó en ingresar a Alberto Medina y corregir su estrategia en media cancha al los 23 minutos de juego.

Hasta el público lo defendió al 77’ cuando el árbitro Miguel Ángel Chacón se acercó a pedirle que dejara de reclamar y fue entonces cuando una silbatina generalizada fue dirigida para el silbante.

El entrenador no pudo ocultar su coraje cuando llegó el tanto del empate celeste pues se colocó en la esquina del área técnica y desde ahí gritaba a sus defensas haciendo una seña con la mano recordando que les pedía una marca diferente.

Romano fue parte de un inmueble que tuvo varios integrantes azules pues al animador del medio tiempo le cambiaron la jugada. Cuando pedía que los asistentes gritaran “Puebla”, estos contestaban “Azul”.

Christian “Chaco” Giménez fue otro de los que no se salvaron del público pues al argentino naturalizado lo abuchearon en dos ocasiones cuando tomó la pelota al inicio de cada tiempo.

No te pierdas