Rojinegros festejaron pese a la derrota

La victoria se quedó a once pasos, pero es no importó para un reducido grupo de aficionados del equipo rojinegro.
La victoria se quedó a once pasos, pero es no importó para un reducido grupo de aficionados del equipo rojinegro.
 La victoria se quedó a once pasos, pero es no importó para un reducido grupo de aficionados del equipo rojinegro.  (Foto: Raymundo González, )
Guadalajara, Jalisco -
  • Un pequeño grupo de aficionados acudieron a la glorieta de los Niños Héroes

La victoria se quedó a once pasos, pero es no importó para un reducido grupo de aficionados del equipo rojinegro. En la capital michoacana, Federico Vilar frustró el festejo de miles de aficionados del Atlas, quienes ahogaron el grito de la victoria, pero no alcanzó a permear a aproximadamente 20 aficionados rojinegros que, pese a la derrota, de todos modos se apostaron en la glorieta de los Niños Héroes para vitorear al Zorro, con todo y la frustración del resultado. La soledad de las avenidas Chapultepec y Niños Héroes acompañaron a la veintena de aficionados, quienes no se quedaron con las ganas de festejar algo por un club que da más tristezas que alegrías. "Yo vine aquí a festejar con mi papá cuando fuimos subcampeones en el 99', y ahora vuelvo otra vez, no importa que no haya ganado el equipo", dijo un Rubio, quien no rebasaba los 20 años y menos recuerdos de triunfos de su equipo. En el vacío de las avenidas, ocasionalmente figuró algún claxón que acompañó y respaldó el aliento: "arriba el Atlas, cabrones, uy, uy, uy". Al menos para esos pocos, algo hubo para festejar en la Glorieta de los Niños Héroes, punto neurálgico del cada vez más escaso festejo rojinegro.

No te pierdas