'Águilas australianas', gracias a visita del Tri a Oceanía

El Repechaje mundialista que la Selección Mexicana debió disputar ante Nueva Zelanda sigue teniendo consecuencias para el futbol mexicano.
 El Repechaje mundialista que la Selección Mexicana debió disputar ante Nueva Zelanda sigue teniendo consecuencias para el futbol mexicano.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • Los hermanos Chan decidieron visitar el Estadio Azteca, después de observar el partido entre México y Nueva Zelanda
  • Oribe y "Piojo" Herrera, los personajes que tenían como referencia

El Repechaje mundialista que la Selección Mexicana debió disputar ante Nueva Zelanda sigue teniendo consecuencias para el futbol mexicano. La euforia que provocó la visita del Tri a Oceanía, en su mayoría conformado por jugadores del América, tuvo como consecuencia que la pasión naciera en dos jóvenes australianos que si bien tenían a México como uno de los posibles lugares a visitar en sus vacaciones, tuviera que convertirse en una escala obligada después de lo que vieron por la televisión. Joe Chan y Bob Chan viajaron desde Australia para visitar los Estados Unidos, sin embargo, planearon todo para poder adecuar sus tiempos a un partido en el Estadio Azteca, inmueble que a la distancia los dejó impresionados y que ahora esperan vivir en todo sus esplendor. "Estamos de vacaciones en México, sólo estaremos tres días, pero lo hicimos para venir al Estadio Azteca que es espectacular", respondió Joe, mientras que Bob explicaba su apoyo al América, aunque del rival prácticamente nada sabía. "Apoyamos al equipo de casa, al América, no sabemos nada de Santos (sic.)", respondió un tanto impresionado por la cantidad de gente y dando a notar su poco conocimiento del futbol mexicano, aunque eso no fue impedimento para demostrar lo contrario. Y es que tan pronto arribaron a la explanada del Estadio Azteca gracias al tren ligero, Bob y Joe comenzaron a indagar el precio de las playeras del América que se ofrecían en los puestos, aunque algo no terminaba de convencerlos. Se acercaban a los vendedores y el primer problema era entender el precio que tenían las playeras, por lo que recurrieron a su celular para que los señores les escribieran la cantidad que iba de los 100 a los 300 pesos, algo que los terminaba de convencer de que no era la playera original que ellos deseaban por lo que fue hasta que se enteraron de la existencia de la tienda oficial que se dibujó una sonrisa en ellos. Un tanto agobiados por los revendedores, cualquier persona que se acercaba a ellos recibía como respuesta un: "yo no comprar reventa", pues explican que más allá de haber adquirido sus boletos en taquilla, en su país esa situación no es bien vista. Fue así como los hermanos Chan disfrutaron de su experiencia en el Estadio Azteca, una pasión que nació gracias a la crisis de la Selección Mexicana que la llevó a jugar en el continente oceánico y a que los jugadores del América expandieran su cartel internacional.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×