Doblegan a Toluca fuera de la cancha

Aunque la porra escarlata compitió con cánticos para apoyar al Toluca, al final quedaron doblegados también en la tribuna y en las bancas por su contraparte del América.
Aunque la porra escarlata compitió con cánticos para apoyar al Toluca, al final quedaron doblegados también en la tribuna y en las bancas por su contraparte del América.
 Aunque la porra escarlata compitió con cánticos para apoyar al Toluca, al final quedaron doblegados también en la tribuna y en las bancas por su contraparte del América.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca, Ciudad del México -
  • La porra escarlata copó la cabecera sur del Estadio Azteca

Aunque la porra escarlata compitió con cánticos para apoyar al Toluca, al final quedó doblegado también en la tribuna y en las bancas por su contraparte del América.

Con el tradicional “Vamos América” , la porra local hizo sentir por qué el Estadio Azteca tiene marca de invicto en esta temporada, en especial cuando cayó el gol de Aquivaldo Mosquera al inicio del cotejo.

Los brincos y el ”Águilas, Águilas” sacaron provecho a la acústica del inmueble para provocar que se escuchara el grito de batalla azulcrema en un inmubele con más de 70 mil aficionados, según cifras oficiales.

Desde la cabecera el “Toluca será campeón”, retumbaba al ritmo de los tambores e incluso una bengala encendieron cuando quedaban 20 minutos del encuentro.

En la banca la batalla también la ganó Miguel Herrera con más indicaciones y gritos que José Saturnino Cardozo, quien con las manos estiradas se molestaba por las acciones en la cancha.

En cambio, cuando cayó el gol de ventaja para los azulcremas, Herrera movía la mano y no paró hasta que todos sus jugadores lo vieron para alentarlos a no bajar el ritmo pues un gol escarlata arruinaría el pase a la Final.

A los 25 minutos brincó y lanzó un grito contra el árbitro Roberto García porque consideró que el defensa Carlos Gerardo Rodríguez había cometido mano. Sin embargo, como no le concedieron la marcación reclamó.

En el segundo tiempo, la discusión con el juez terminó en un regaño para el “Piojo” luego de que Miguel Layún quedara tendido en el suelo y  no se permitiera el acceso de las asistencias médicas.

El juez central se acercó a la banda y le dejó claro que él decidía en la cancha ante lo cual Herrera se limitó a asentir y darse media vuelta pues al final su jugador sí fue ayudado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×