Se queda 'Piojo' cerca de perderse último juego

De acuerdo a lo que había declarado a lo largo de los días previos a la Final, Miguel Herrera fue con todo, tanto con su equipo como en la forma cómo se desempeñó en la banca durante los primeros...
De acuerdo a lo que había declarado a lo largo de los días previos a la Final, Miguel Herrera fue con todo, tanto con su equipo como en la forma cómo se desempeñó en la banca durante los primeros 90 minutos del partido por el título del A2013.
 De acuerdo a lo que había declarado a lo largo de los días previos a la Final, Miguel Herrera fue con todo, tanto con su equipo como en la forma cómo se desempeñó en la banca durante los primeros 90 minutos del partido por el título del A2013.  (Foto: Notimex)
Estadio León, Guanajuato, México -
  • El timonel de las Águilas se quedó cerca de irse expulsado por reclamos al árbitro

De acuerdo a lo que había declarado a lo largo de los días previos a la Final, Miguel Herrera fue con todo, tanto con su equipo como en la forma cómo se desempeñó en la banca durante los primeros 90 minutos del partido por el título del Apertura 2013. Y es que fiel a su costumbre, el estratega de las Águilas vivió el encuentro a lo largo y ancho de su área técnica, tratando de hacerla cada vez más grande hasta el grado en que los chiflidos, ademanes, gritos y aspavientos le quedaban grandes al reducido espacio con que contó. Sin embargo, también estuvo al límite de perderse su último partido al frente del América cuando reclamó de forma airada una falta del "Topo" Valenzuela que el árbitro Ramos Palazuelos señaló y que no le pareció del todo al "Piojo", quien incluso lanzó un par de cortes de manga contra el silbante. De inmediato el juez central se acercó para advertirle que sería la última que le permitiría lo que encendió a la tribuna que bajo el grito de "¡fuera, fuera!" pidió la expulsión del también estratega nacional. De hecho, Herrera no dejó escapar la oportunidad de mantener los reclamos sobre el silbante antes de irse al vestidor para el entretiempo, algo que en los últimos partidos no había mostrado por la tranquilidad que lo caracterizó tras la buena mancuerna que hizo con Ricardo Peláez. Para el segundo tiempo los reclamos del entrenador azulcrema pasaron del árbitro a sus jugadores, sobre todo a Osvaldo Martínez, quien en un par de jugadas perdió la pelota o dejó ir sendas oportunidades de gol que provocaron cierta molestia en el timonel. No por eso estuvo cerca de irse expulsado de nueva cuenta cuando a falta de cinco minutos reclamó que el árbitro haya concedido un saque de manos al León. Con airados reclamos, Herrera provocó que Ramos Palazuelos lo tranquilizara de manera poco cordial, aunque no cumplió su advertencia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×