Detectan boletos falsos para la Final

Aficionados América y León se quedaron con las ganas de entrar a ver la Final, pues los boletos que comparon en reventa eran falsos.
Aficionados América y León se quedaron con las ganas de entrar a ver la Final, pues los boletos que comparon en reventa eran falsos.
 Aficionados América y León se quedaron con las ganas de entrar a ver la Final, pues los boletos que comparon en reventa eran falsos.  (Foto: Juan Martín Montes)
Ciudad de México -
  • Aficionados de ambos equipos se vieron impedidos para entrar al Azteca

Los más de mil 500 pesos invertidos por boleto tuvieron destino incierto porque no valieron como entrada al Estadio Azteca para la Final entre América y León esta tarde.   Ricardo Rodríguez hizo el viaje desde León a la Ciudad de México esta misma mañana junto con su hermano luego de "asegurar" boletos desde media semana, cada uno por mil 600 pesos. Como el resto de los aficionados de La Fiera que entraron temprano al inmueble, pasó una revisión de seguridad pero ya no el filtro de acceso.   El escáner detectó que su boleto era falso, como sucedió con al menos diez fanáticos esmeraldas en un lapso de cinco minutos.   "Pasamos ahorita en la fila y nos dijeron que los boletos eran falsos, los compramos entre semana y pensamos que era todo legal, pero llegamos y nos los quitaron y ya no nos dejaron entrar", lamentó.   "Se los compramos a gente que viene de allá de León precisamente, que se los dio gente de Ticketmaster, gente de aquí de México".   Otros seguidores del León a quienes también impidieron el acceso explicaron haber pagado mil 500 pesos por el viaje en autobús y el boleto.   Todos ellos intentaban contactar a quienes les vendieron los boletos para buscar la reposición, imaginando que quizás deberían desembolsar al menos otros mil pesos por un boleto en la zona General, precio de reventa.   Mientras esto sucedía en el Acceso más cercano a Avenida Insurgentes, en el de Calzada de Tlalpan también fueron detectados al menos 50 entradas falsas entre las 14:30, cuando abrieron las puertas, y las 15:00 horas.   Los elementos de seguridad privada que controlan el acceso incluso detectaron que varios boletos de impresora común, modalidad permitida por contar con el código de barras, eran fotocopias.   Estas últimas las confiscaban mientras que a los boletos falsos les cortaban una parte para impedir nuevos intentos para el ingreso.

No te pierdas