Impuestos aún no 'golpean' al Azteca

Los impuestos que llegaron con el 2014, gracias a la Reforma Fiscal que se aprobó el año pasado en el Congreso de la Unión, aún no golpean al Estadio Azteca.
Los impuestos que llegaron con el 2014, gracias a la Reforma Fiscal que se aprobó el año pasado en el Congreso de la Unión, aún no golpean al Estadio Azteca.
 Los impuestos que llegaron con el 2014, gracias a la Reforma Fiscal que se aprobó el año pasado en el Congreso de la Unión, aún no golpean al Estadio Azteca.  (Foto: Notimex, )
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • Los refrescos y cervezas tiene el mismo precio que el torneo anterior

Los impuestos que llegaron con el 2014, gracias a la Reforma Fiscal que se aprobó el año pasado en el Congreso de la Unión, aún no golpean al Estadio Azteca, en especial el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios. Dichos impuestos tienen mayor repercusión sobre los alimentos conocidos como "chatarra" de los cuales se derivan los refrescos, las cervezas, chocolates, dulces y esquilmos en general que se venden en las tribunas del coloso de Santa Úrsula en cada partido, aunque hasta este sábado no habían tenido modificación en su precio. Los refrescos mantuvieron el precio de 25 pesos que tuvieron todo el año pasado al igual que el agua natural, mientras que las cervezas aún cuestan 35 pesos la sencilla y 70 la doble sin importar la marca de las que se ofrecen en el inmueble al sur de la capital. A decir de los vendedores que cada 15 días acuden al estadio para ofrecer sus productos, las empresas y el personal del estadio no les han comentado nada sobre una posible alza en el precio de sus productos, aunque no descartan que en los próximos días haya un ajuste de acuerdo con las modificaciones fiscales. Mientras tanto eso no fue un obstáculo para que los aficionados se dieran cita en el Estadio Azteca, aunque la entrada tampoco fue la mejor para la inauguración del torneo regular.

No te pierdas