Revancha sí llegó para los americanistas

La porra del América se tomó su propia revancha ante León luego de acompañar el triunfo de su equipo con cánticos y porras durante el cotejo celebrado en el Estadio Azteca.
La porra del América se tomó su propia revancha ante León luego de acompañar el triunfo de su equipo con cánticos y porras durante el cotejo celebrado en el Estadio Azteca.
 La porra del América se tomó su propia revancha ante León luego de acompañar el triunfo de su equipo con cánticos y porras durante el cotejo celebrado en el Estadio Azteca.
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • La porra del América impuso sus cánticos en el Estadio Azteca

La porra del América se tomó su propia revancha ante León luego de acompañar el triunfo de su equipo con cánticos y porras durante el cotejo celebrado en el Estadio Azteca. Lejos quedaron aquellos cánticos de la porra de los Panzas Verdes que inundaron el coloso de Santa Ursula durante la final del Apertura 2013, cuando el equipo esmeralda se coronó en la casa del americanismo. Esta vez, los asistentes al estadio se dieron el lujo de apabullar a la porra visitante con sus cánticos los 90 minutos además de no perdonar los abucheos para los jugadores visitantes como ocurrió con Elías Hernández y el ingreso de Eisner Loboa. Incluso cuando el árbitro Paul Delgadillo decretó penal a favor de las Águilas los decibeles estallaron en cada rincón donde estaba sentado un azulcrema. La cabecera sur, donde se ubicaron los seguidores albiverdes, no pudo contrarrestar con sus porras la algarabía desatada por la marcación. Sentados la mayoría y unos pocos alentando sin la playera puesta pese a la baja temperatura de la Ciudad de México, los seguidores de León ya no tuvieron la misma intensidad para hacerse notar que en aquél juego del 15 de diciembre. Luego comenzaron los “oles” para los azulcrema, quienes con el marcador a favor 1-0 lograban volver al triunfo ante la Fiera tras lo acontecido en aquella derrota del partido decisivo para el campeonato. Los tambores del "Ritual del Kaos" y de la "Monumental" no sólo mantuvieron el apoyo sino que además le dedicaron un sonoro “Que lo vengan a ver, que lo vengan a ver” al arquero William Yarbrough, quien ignoraba las dedicatorias. De esta forma, el América mantuvo la comunión con sus aficionados al grado que hasta celebraron la salida de Raúl Jiménez y una nueva victoria en este 2014.

No te pierdas