Directiva azulgrana sólo soportó 45 minutos en CU

Tres goles y 45 minutos de sufrimiento fueron suficientes para la Directiva del Atlante, que en su mayoría abandonó CU al finalizar el primer tiempo esta tarde ante Pumas.
Tres goles y 45 minutos de sufrimiento fueron suficientes para la Directiva del Atlante, que en su mayoría abandonó CU al finalizar el primer tiempo esta tarde ante Pumas.
 Tres goles y 45 minutos de sufrimiento fueron suficientes para la Directiva del Atlante, que en su mayoría abandonó CU al finalizar el primer tiempo esta tarde ante Pumas.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico Universitario, Ciudad de México -
  • Aproximadamente 8 mil atlantistas apoyaron a los Potros

Tres goles y 45 minutos de sufrimiento fueron suficientes para la Directiva del Atlante, que en su mayoría abandonó CU al finalizar el primer tiempo esta tarde ante Pumas. Después de observar el primer gol en contra, el Presidente Ejecutivo de los Potros, José Antonio García, parecía mantener la ilusión. Ante el segundo de los felinos le dio una nueva fumada al puro en el palco visitante, exhaló con evidente frustración y comentó el gol con quien estaba a su lado, mientras el rostro se le endurecía como con una mezcla de coraje y resignación. Tras el tercero en contra ya no hubo reacción. Ni gesticulaciones ni lamentos y más bien esperó los últimos segundos del primer tiempo para salir del palco, tomar el primer túnel hacia la salida y abordar su vehículo estacionado apenas a unos metros. Mientras el público universitario disfrutó la goleada de principio a fin, en el sector atlantista la Jornada 11 fue todo un calvario, ya que tras la salida de García cuando iniciaba el medio tiempo, quien también abandonó el Estadio Olímpico fue Miguel Ángel Couchonal Jr., que igualmente funge como Directivo en el club de Cancún. Ausente porque permanece en el hospital luego de sufrir un preinfarto y complicaciones renales, el Presidente del equipo, Miguel Ángel Couchonal padre, incrementó los vacíos en el palco visitante, donde el único que permaneció para ver el cuarto y quinto gol auriazul fue el Vicepresidente Raymundo Palacios. Enorme fue la frustración por el resultado, ya que los Potros acumulaban cuatro partidos sin perder y le pisaban los talones a Atlas y Veracruz desde el sótano de la Tabla del Descenso. La buena racha provocó que la afición azulgrana reviviera tiempos felices y acudiera con alrededor de 8 mil fieles que casi llenaron la Cabecera Sur del Olimpico Universitario. Sin embargo, el júbilo y la ilusión les duró muy poco tiempo, tal como la paciencia en su Directiva.

No te pierdas