Tigres celebró título de Copa MX con mesura

Abrazos leves, pequeñas palmadas, apenas algunos gritos. El plantel de Tigres tomó con calma el título de la Copa MX, celebrando muy ligeramente la tercera conquista de su historia.
 Ganar la Copa MX para Tigres era una obligación, así lo aseguró Lucas Lobos en medio de la celebración, agregando que esto apenas es una pequeña alegría para toda la afición del cuadro de la UANL, quienes dejan todo por estar apoyándolos  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario, Monterrey, Nuevo León,... -
  • Jugadores no se excedieron en festejos de la Copa MX
  • La tribuna cantó efusiva tras doblegar a los Alebrijes de Oaxaca

Abrazos leves, pequeñas palmadas, apenas algunos gritos. El plantel de Tigres tomó con calma el título de la Copa MX, celebrando muy ligeramente la tercera conquista de su historia. Justo al minuto 90, el árbitro Jorge Isaac Rojas decretó el final del partido, y la tribuna del "Volcán" comenzó una noche festiva, actitud que no compartió el plantel auriazul dentro del campo. "El que no salte, no es campeón", sentenció en un cántico la barra felina, mientras los jugadores permanecían estáticos esperando el protocolo de la Liga, como aleccionados por estar aún sin definir nada en la Liga. El sonido local hizo su esfuerzo por motivar el histórico momento, pero el grupo de futbolistas parecía haber pactado no excederse en la celebración, como sabiendo que el objetivo principal del semestre apunta a otro lado. La Copa llegó por fin a manos del equipo, y entonces sí los jugadores le pusieron energía a su festejo, iniciando la vuelta olímpica por la portería sur del estadio, mientras en el cielo la pirotécnica engalanaba el momento. Parada obligada frente a los "Libres y Lokos", y el festejo llegó a su clímax "Palo bonito palo eh, somos Campeones otra vez". Pero después, de nuevo el paso lento al vestidor, apenas algunas bromas de los futbolistas, evitando en todo momento caer en los excesos. La carrera de todos contra el Trofeo se dio en la portería sur, y así culminó un festejo poco efusivo, reflejando lo inesperado de la conquista en la historia felina, en un torneo que sigue sin consolidar su reaparición en la Liga, y que a Tigres le da una alegría muy grande, pero momentánea, sin saciarle el hambre que tiene de gloria en la historia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×