Soportan tormenta porteros, afición y cancha

Desde un par de horas antes de que diera inicio el partido de Ida de la Final de la Concachampions, una tormenta se dejó sentir sobre la capital mexicana, situación que alteró los planes de todos...
Desde un par de horas antes de que diera inicio el partido de Ida de la Final de la Concachampions, una tormenta se dejó sentir sobre la capital mexicana, situación que alteró los planes de todos los involucrados.
 Desde un par de horas antes de que diera inicio el partido de Ida de la Final de la Concachampions, una tormenta se dejó sentir sobre la capital mexicana, situación que alteró los planes de todos los involucrados.
Estadio Azul -
  • Prácticamente todo el partido llovió sobre la grama del Azul
  • El portero celeste estuvo a punto de equivocarse pero alcanzó a recomponer su error

Desde un par de horas antes de que diera inicio el partido de Ida de la Final de la Concachampions, una tormenta se dejó sentir sobre la capital mexicana, situación que alteró los planes de todos los involucrados. En principio el lleno que se esperaba sobre el inmueble ubicado en la colonia Noche Buena no pudo estar listo para el comienzo del partido por la intensa lluvia. De hecho, fue hasta cerca del minuto 25 cuando se vio copado en su totalidad. Incluso se retrasó el inicio del partido, ya que en lugar de comenzar a las 19 horas, arrancó a las 19:08 debido a los trabajos que se hicieron sobre la grama por la gran cantidad de agua que había caído. Una vez comenzado el partido, los porteros se convirtieron en las nuevas víctimas. El primero en padecerlo fue Guillermo Allison. El arquero celeste dejó el balón dentro de su área al rechazar un disparo de Esquivel, sin embargo reaccionó de gran forma al contrarremate de Tiago y estiró la pierna izquierda para evitar la caída de su marco. Minutos después fue Alfredo Talavera el que dejó la pelota servida para que Fabián aprovechara un mal rechace, pero el arquero choricero contó con la suerte de que el 8 cementero estaba en fuera de lugar y la jugada no contó pese a que el balón estaba en las redes. Poco a poco la lluvia fue cesando en cuanto a intensidad, pues se mantuvo a lo largo de los más de 90 minutos que duró el primer capítulo de la Final regional.

No te pierdas