Liguilla despertó euforia en León

Con boletos agotados y algunos incidentes fuera del inmueble, la afición acudió al Estadio León para ver a La Fiera contra Cruz Azul en el juego de Cuartos de Final, duelo entre el Campeón y el...
Con boletos agotados y algunos incidentes fuera del inmueble, la afición acudió al Estadio León para ver a La Fiera contra Cruz Azul en el juego de Cuartos de Final, duelo entre el Campeón y el Superlíder del C2014.
 Con boletos agotados y algunos incidentes fuera del inmueble, la afición acudió al Estadio León para ver a La Fiera contra Cruz Azul en el juego de Cuartos de Final, duelo entre el Campeón y el Superlíder del C2014.
Estadio León, León, Guanajuato, México ante... -
  • Las localidades para el duelo de Cuartos de Final se agotaron

Con boletos agotados y algunos incidentes fuera del inmueble, la afición acudió al Estadio León para ver a La Fiera contra Cruz Azul en el juego de Cuartos de Final, duelo entre el Campeón y el Superlíder del C2014.

Aunque el inicio del encuentro está programado para las 22 horas, el público comenzó a llegar al inmueble tres horas antes para adquirir las localidades que iban de los 250 pesos hasta los 500 en Zona A.

En las inmediaciones, los revendedores ofrecían las contraseñas al mismo precio que en las taquillas.

Cuando llegó el camión Celeste, escoltado por varias motocicletas que les abrieron el paso en su camino, los aficionados de inmediato se acercaron al vehículo para conseguir una foto de los jugadores.

Esto obligó a que la policía hiciera una valla con las motocicletas, mientras se estacionaba el autobús con el equipo adentro.

Sin embargo, los aficionados aun así lograron acercarse a la reja que servía para resguardar al cuadro visitante, pero la policía montada intervino.

Ya en el estadio, en cuando el arquero Jesús Corona y sus compañeros saltaron al campo a calentar, la porra Celeste que estaba en la cabecera visitante les aplaudió, mientras que algunos seguidores de La Fiera les gritaban que se fueran.

Así se coparon las tribunas del inmueble donde la euforia de la Liguilla era manifestada con gritos, porras y silbidos.