Contrastaron festejos Tuzos con gritos de '¡Fuera, Trejo!'

Los 90 minutos de nervios los combatieron con chicle, la mayoría de los festejos por los goles de su equipo fueron desaforados y, al final, un sobrio abrazo por lo que está por venir selló la...
Los 90 minutos de nervios los combatieron con chicle, la mayoría de los festejos por los goles de su equipo fueron desaforados y, al final, un sobrio abrazo por lo que está por venir selló la celebración de la directiva hidalguense en CU.
 Los 90 minutos de nervios los combatieron con chicle, la mayoría de los festejos por los goles de su equipo fueron desaforados y, al final, un sobrio abrazo por lo que está por venir selló la celebración de la directiva hidalguense en CU.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico Universitario, Ciudad de México -
  • La afición universitaria terminó el torneo tal como lo inició

Los 90 minutos de nervios los combatieron con chicle, la mayoría de los festejos por los goles de su equipo fueron desaforados y, al final, un sobrio abrazo por lo que está por venir selló la celebración de la directiva hidalguense en Ciudad Universitaria. El Presidente del Pachuca, Jesús Martínez, no quiso seguir el duelo desde el nuevo palco de la Directiva visitante en una de las incómodas cabeceras del Estadio Olímpico. Junto a su amigo y Vicepresidente Deportivo, Andrés Fassi, prefirió el antiguo justo enfrente de las bancas, donde el primer gol de los suyos cayó de sorpresa, el segundo con escepticismo por la reacción puma, mientras que el último par desató los gritos junto con los abrazos múltiples y efusivos de pie. En la lona y con una afición que extrañó los soles de mediodía porque ahora padeció una lluvia que coloreo de azul impermeable las gradas, los Pumas requerían de tres goles. Las exigencias del público volvieron ser las de inicio de torneo: el "¡Fuera, Trejo!" fue el grito de batalla de la afición universitaria para despedir el torneo. El vaticinio del Rector José Narro, de triunfo auriazul por la mínima, sonó a mala broma cuando los Tuzos terminaban por borrar al último equipo capitalino, justo en una Liguilla que parecía no saldría de muy pocos kilómetros a la redonda, con América, Cruz Azul y Pumas como contendientes caídos. Quizás por ello las celebraciones desmedidas de la Directiva visitante, porque en los goles del Pachuca reflejaron la alegría por los éxitos de sus tres equipos, con Tuzos y León en Semifinales, un día después de que Estudiantes Tecos se coronara en el Ascenso MX para ganar el derecho de pelear por un puesto en Primera División.

No te pierdas