'Chucho' fue recordado a un año de fallecido

De mediana convocatoria por el horario incómodo, el partido entre América y Atlético de Madrid sirvió también para que algunos seguidores azulcremas recordaran al último ídolo.
De mediana convocatoria por el horario incómodo, el partido entre América y Atlético de Madrid sirvió también para que algunos seguidores azulcremas recordaran al último ídolo.
 De mediana convocatoria por el horario incómodo, el partido entre América y Atlético de Madrid sirvió también para que algunos seguidores azulcremas recordaran al último ídolo.  (Foto: Juan Martín Montes)
Estadio Azteca -
  • El Azteca presentó poca afluencia de aficionados esta tarde

De mediana convocatoria por el horario incómodo, el partido entre América y Atlético de Madrid sirvió también para que algunos seguidores azulcremas recordaran al último ídolo. Poco antes de que falleciera Christian Benítez, justo ayer hace un año, Mario García fue a Coapa a regalarle una estatua de la Virgen de Guadalupe. Particularmente admirador del ecuatoriano que murió el 29 de julio del 2013 en Qatar, este fanático de las Águilas relató tener en su casa una colección de fotografías con el delantero, a quien obviamente homenajeó está tarde a su manera. "Ayer cumplió un año que se nos fue Chucho, y sí convivimos con él nosotros, lo íbamos a ver a los entrenamientos, era una persona muy humilde y muy amable; se fue y nunca esperamos que eso el destino le jugara", lamentó. Con un paliacate que decía "Los ídolos nunca se van" y la camiseta con el rostro de "Chucho" y los años de su nacimiento y muerte, García explicó que compró los souvenirs durante la Fecha 1 del Apertura 2013, cuando el América rindió homenaje al jugador. "Siempre las personas se mueren cuando uno no quiere que se mueran. Él nos dio muchas cosas", agregó. Debido a que el juego de esta tarde entre las Águilas y el Atlético de Madrid fue programado en horario laboral, a que el América reservará a varios jugadores y a que el cuadro "Colchonero" viajó a su gira por América sin sus principales figuras, el público llegó a cuentagotas al inmueble, en cuyo exterior predominaron los aficionados con camisetas amarillas y muy pocas rojiblancas, la mayoría de estas últimas de mexicanos que se decían aficionados del "Aleti". Por ello, los revendedores vendían boletos de cortesía a precios más bajos que en taquilla, las cuales lucían vacías, aunque de acuerdo a una de sus empleadas sólo habían entradas de la Zona General.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×