Cuauhtémoc y Oribe, ídolos 'ajenos'

Cuauhtémoc Blanco y Oribe Peralta fueron los elementos más ovacionados por ambas aficiones
Cuauhtémoc Blanco y Oribe Peralta fueron los elementos más ovacionados por ambas aficiones
 Cuauhtémoc Blanco y Oribe Peralta fueron los elementos más ovacionados por ambas aficiones
Estadio Cuauhtémoc, Puebla, Puebla -
  • Ambos elementos fueron vitoreados a su llegada al estadio poblano
  • Michael Arroyo inició su primer partido como jugador americanista

Uno con varios años de haber dejado de vestir la playera del América y otro con apenas dos partidos vistiendo la casaca azulcrema, pero ambos con la etiqueta de ídolos y los jugadores más ovacionados por la afición de las Águilas en Puebla. Fiel a su costumbre, Cuauhtémoc Blanco fue de los últimos elementos en bajar del autobús que transportó al cuadro de la Franja del hotel de concentración al estadio de la Angelópolis y tan pronto se vio su imagen la afición tanto poblana como americanista aplaudieron la llegada del ex seleccionado nacional. Minutos después tocó el turno para Oribe Peralta, quien fue reconocido de inmediato por la gente que esperaba la llegada de los jugadores azulcremas recibiendo aplausos y gritos de apoyo, además de que entre los seguidores poblanos fue el único que no fue increpado e incluso algunos se atrevieron a pedirle: "Oribe hazme un hijo". Ya sobre la cancha en el calentamiento, Blanco fue el último jugador de La Franja en saltar al calentamiento siendo ovacionado por la tribuna poblana que se encontraba justo donde el veterano jugador realizó sus primeros movimientos. SAMBUEZA, NI A LA BANCA Las molestias que Mohamed había anunciado y que habían puesto en duda la participación de Rubens Sambueza se confirmaron este sábado cuando el naturalizado mexicano no fue ni a la banca para el duelo ante el Puebla pese a que sí hizo el viaje a las Angelópolis. Además, se confirmó la inclusión de Raúl Jiménez y Jesús Molina en la alineación titular, más allá del regreso de Miguel Layún y el primer duelo como titular de Michael Arroyo en el cuadro capitalino.

No te pierdas