Amenazaron y cumplieron invasión Chiva al Hidalgo

Desde el retén policiaco que anuncia la llegada a la ciudad de Pachuca la presencia de una marea rojiblanca era evidente.
Desde el retén policiaco que anuncia la llegada a la ciudad de Pachuca la presencia de una marea rojiblanca era evidente.
 Desde el retén policiaco que anuncia la llegada a la ciudad de Pachuca la presencia de una marea rojiblanca era evidente.  (Foto: Notimex, )
Estadio Hidalgo, Pachuca, México -
  • Miles de aficionados pintaron la casa de los Tuzos con los colores del Rebaño Sagrado

Desde el retén policiaco que anuncia la llegada a la ciudad de Pachuca la presencia de una marea rojiblanca era evidente. La amenaza de una invasión de aficionados de las Chivas, que se hizo durante la semana en redes sociales al Estadio Hidalgo, comenzaba a concretarse cuatro horas antes del arranque del partido. La mayoría visitante era palpable en las calles y cobraba más fuerza en las inmediaciones del "Huracán" a donde llegaron, de acuerdo a información de la Policía Estatal, 25 autobuses repletos de seguidores del Rebaño provenientes de Guadalajara, Querétaro, Estado de México y Distrito Federal. Mientras los integrantes de la porra se organizaban afuera, miles de aficionados rojiblancos ya habían tomado su lugar en la casa de los Tuzos, cubriendo los pocos resquicios blanquiazules de sus gradas y pintándolas con los colores del conjunto tapatío. Antes de que se consumara la invasión, líderes de la barra de las Chivas tomaron las barandillas de una de las taquillas de la cabecera norte como templete, para pedir a los seguidores que mantuvieran el orden y que guardarán la compostura en las tribunas del Hidalgo, las cuales fueron resguardadas en todo momento por agentes estatales. Una hora antes del pitido inicial comenzaron a ingresar y pocos minutos después de las 19:00 horas la marea rojiblanca tomó las gradas del Estadio "Huracán" como si fuera su casa al grito de "Y ya lo ve, y ya lo ve, somos locales otra vez"... grito que no recibió respuesta por parte de los pocos seguidores Tuzos, los cuales se ubicaban principalmente en los palcos. Al momento de entonarse el Himno de la Liga MX y de la entrada de los equipos al terreno de juego la mayoría era abrumadora, provocando que la casa de los Tuzos luciera como una sucursal tapatía.

No te pierdas