Playeras de 'Dinho' se vendieron como pan caliente

Las camisetas del astro brasileño se vendieron como pan caliente en los alrededores e interior del Estadio La Corregidora, incluso algunos reclamaron porque el costo de la camiseta oficial aumentó...
Las camisetas del astro brasileño se vendieron como pan caliente en los alrededores e interior del Estadio La Corregidora, incluso algunos reclamaron porque el costo de la camiseta oficial aumentó con la llegada del astro brasileño.
 Las camisetas del astro brasileño se vendieron como pan caliente en los alrededores e interior del Estadio La Corregidora, incluso algunos reclamaron porque el costo de la camiseta oficial aumentó con la llegada del astro brasileño.  (Foto: Notimex)
Querétaro, Querétaro -

El jersey original de Gallos Blancos aumentó de precio con la llegada del brasileño

Hasta hace ocho días el número 49 ni remotamente tenía un significado para la afición de Querétaro, pero hoy se ha convertido en el más utilizado por los seguidores de los Gallos Blancos, gracias al efecto que provocó el fichaje de Ronaldinho.

Desde 200 pesos, la versión pirata, y 800 pesos la versión original, las camisetas con el dorsal del astro brasileño se vendieron como pan caliente en los alrededores e interior del Estadio La Corregidora, incluso con algunos reclamos de la afición ya que el costo de la camiseta oficial aumentó con la llegada del ex jugador del Milan.

Pese a la ligera molestia por el incremento al precio, la gente se volcó a comprar el jersey con el 49 en la espalda.

“Me costó 800 pesos pero ya vi que hay de 740. Está más caro que antes, subió unos 150 o 160 pesos más", dijo Juan Vázquez, a quien no le importó llevar doble camiseta del equipo queretano con tal de tener la del nuevo ídolo.

"Dinho" llegó a Querétaro alrededor de las 14:00 horas. En el hotel de concentración conoció al plantel, sin embargo no salió con ellos hacía el estadio. Se espero y cerca de las 19:00 horas partió rumbo a la casa de los Gallos Blancos, donde será presentado formalmente a la afición, que no necesitó ver al brasileño jugando en el terreno de juego para adoptarlo como su nueva figura.

No te pierdas