Castigó afición a Rayados: fueron 25 mil

La afición rayada le dio un golpe en la mesa a su equipo, y dejó sin llenar el Estadio Tecnológico en pleno arranque de finales.
La afición rayada le dio un golpe en la mesa a su equipo, y dejó sin llenar el Estadio Tecnológico en pleno arranque de finales.
 La afición rayada le dio un golpe en la mesa a su equipo, y dejó sin llenar el Estadio Tecnológico en pleno arranque de finales.
Estadio Tecnológico -
  • No se llenó el Tec para el inicio de la Liguilla
  • Se reportó una asistencia de 25 mil 827 aficionados

La afición rayada le dio un golpe en la mesa a su equipo, y dejó sin llenar el Estadio Tecnológico en pleno arranque de finales.

El registro oficial de asistentes fue de 25 mil 827, una cifra que correspondería a la menor del plantel en el año, con alrededor de 5 mil lugares sin venderse.

La cifra parecería buena para otras plazas, e incluso pinta positiva contra lo que sí se vendió, pero suena a una excepción curiosa en un inmueble acostumbrado a no mostrar el cemento de su graderío.

Ninguna tribuna lució a reventar, pero donde se percibió más ausencia de aficionados fue en las zonas de Super Palco, la más cara del inmueble, y una parte en la Zona de General.

El club decidió aumentar el precio de los boletos para esta fase, pero esa situación suele presentarse en cada Liguilla, y no había sido obstáculo para colocar todas las entradas.

Para darle una dimensión a lo ocurrido, quizá deberíamos de remontarnos a dos décadas atrás, pensando que un juego de Liguilla en el Tec se quedara sin agotar. Monterrey suele vender registrar llenos en todos los partidos de Liga de lo que va del siglo, y desde hace una década agota los abonos desde antes de que inicie el torneo.

Lo irregular del equipo, el pobre futbol mostrado, y sobre todo la mala forma con la que se cerró el calendario regular parecieran pasar la factura, en un semestre donde las protestas en el Barrial se dieron frecuentemente por parte de un sector de la afición.

Lo triste para Monterrey es que podría ser la última noche de futbol en el año, y lo peligroso es que esta baja se sitúa a sólo seis meses de que abra sus puertas el nuevo estadio albiazul, el cual tendrá una capacidad para 50 mil aficionados.

Newsletter
No te pierdas